X-Men: Días del futuro pasado
Autor7.5
7.5Muy Buena
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
7.3

TÍTULO ORIGINAL: X-Men: Days of Future Past

AÑO: 2014

DURACIÓN: 131 min.

GÉNERO: Acción, Aventuras, Ciencia Ficción

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Bryan Singer

ESTRELLAS: Patrick Stewart, Ian McKellen, Hugh Jackman, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Halle Berry

 

Cuando hablamos de “X-Men”, nos referimos a la primera película de superhéroes de la casa Marvel que se realizó para la pantalla grande, en la que personajes emblemáticos que muchos leyeron en cómics o vieron en su serie de tv favorita hicieron su debut en carne y hueso; sin embargo, algo que ocurría con la primera trilogía es que mantuvo rendimientos decrecientes con cada nuevo estreno, perdiendo sorpresa en las tramas y al final se evidenció una gran necesidad de ir más allá de los personajes, indagar en su pasado y en su psiquis, dada la complejidad que no se estaba aprovechando del mundo de las historietas. Fue entonces cuando decidieron realizar Wolverine Origins y años más tarde, First Class, dejando la puerta abierta a una nueva secuela de la cual ya podemos disfrutar desde ahora. Bryan Singer regresa a la pantalla grande con una gran misión, sacarle el jugo a las interpretaciones en una historia reformulada, que además ayude a corregir la secuencia de las otras películas, realizando una adaptación del cómic bastante alineada con tres variables que las cintas predecesoras no mostraban: mayor profundidad de los protagonistas, un objetivo más trascendental y la intensidad de las escenas.

X_Men_Dias_del_futuro_pasado - cartelerasWolverine particularmente ya se ha hecho de un nombre en los últimos años, no hay mucho que descubrirle, tanto por su papel en los primeros filmes como por sus propias películas. En “Days of Future Past” lo vemos tomar un rol de moderador como hombre maduro y experimentado, tratando de lidiar y convencer de hacer bien las cosas a un grupo de jóvenes que aún tienen muchas inseguridades y no son fáciles de manejar. Magneto y Charles Xavier de los 70’s retoman sus papeles de First Class pero no como los mutantes que conocemos, sino como Erick y Charles respectivamente, su humanidad antes que la condición de mutante y este es un gran acierto del director, ya que si hay un elemento que capta la atención en los espectadores en general – no solo lectores de cómic- es ver dos súper hombres con tantos temas emocionales como una persona corriente, tal cual el resto de la gente. Luego, Quicksilver también es otro que muchos van a recordar pese a no estar presente en toda la película, por su carisma definitivamente se ganará bastantes puntos de favorito y además, tiene una escena que está entre las mejores de todo el largometraje y quedará para la posteridad. La interpretación de Trask es otra que particularmente me pareció bastante adecuada para un antagonista que no se convierte en “el villano” de la película, pero no deja de ser interesante y clave para el desarrollo. Por otro lado, un punto alto es la introducción de los Centinelas tanto en su versión del pasado –la cual tiene un apego mayor a los cómics, por si quieren saberlo- frente a la versión futurista bastante apocalíptica en la que incluso podrían causar pánico al espectador. Un éxito total, muy bien realizados.

Con inteligencia y mucho tino, Singer pudo concatenar un guión entretenido tanto para “lectores” como para el público en general, en el que las escenas de mucha intensidad en cuanto a acción, drama, suspenso e ironía, están presentes de principio a fin y son las que justamente explican por qué esta película ha sido tan bien recibida. Asimismo, se trató de arreglar la coherencia y objetividad de la línea temporal que se había creado anteriormente la cual de alguna manera restringía el producir más filmes, al menos sin la necesidad de hacer un “reboot” como en el caso de Spiderman.

Para el género, algunos aspectos por mejorar que podrían considerarse es de repente un mayor apego a la esencia del cómic, cuestión que aparentemente no va a dejar 100% satisfecho a todos los fan boys dado que al fin y al cabo es una adaptación, pero definitivamente es la mejor película de X-Men que se ha producido hasta la fecha. La cinta también deja mensajes positivos: aceptar al resto pese a sus diferencias, no hay necesidad de recurrir a un medio bélico cuando se respeta el diálogo y finalmente, el poder del humano antes que del mutante para cambiar las cosas ahora, en el presente, ya que al fin y al cabo cada uno es el arquitecto del futuro… Me quedo con la frase cargada de sentimiento que Charles Xavier del pasado (McAvoy) dice con el corazón en la mano: “I don’t want your suffering, I don’t want your future” (“No quiero tu sufrimiento, no quiero tu futuro”), el poder emocional de todos los personajes se resume en esa expresión.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.