TÍTULO ORIGINAL: Truth or Consequences

AÑO: 2020

DURACIÓN: 1 hora 42 min

GÉNERO: Documental, Ciencia ficción

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTORA:  Hannah Jayanti

 

EL TIEMPO DE AYER, HOY Y MAÑANA

Yvonne, George, Katie, Olin, Philip son cinco residentes del pueblo Truth or Consequences en Nuevo México, Estados Unidos. Les gustan las cosas sencillas. Las piedras, los animales, una muñeca bailando hula, un intercomunicador. Otra de sus similitudes es que son los sobrevivientes que permanecieron en la tierra después de que salieran los primeros vuelos espaciales. A lo largo de este documental especulativo, de la directora Hannah Jayanti, se va develando el pasado, presente y futuro de estos personajes y del mundo tal como se conoce actualmente.

Calor, desierto y sin vuelos comerciales. Estas son algunas de las características de Truth or Consequences, o lo anteriormente conocido como Hot Springs. Tomando su renovado nombre por un concurso nacional que hizo el presentador Ralph Edwards en su programa de radio, esta localidad está bajo la sombra de lo que hoy es Spaceport América, la primera base de vuelos espaciales.

 

 

Bajo la hipótesis de un futuro no muy lejano, la directora hace un retrato de cinco personajes peculiares y cinco realidades de la tierra que en su sencillez encuentran lo extraordinario. Basándose en un nuevo género, tildado por ella como documental especulativo, se evidencian las diversas capacidades de narrativa que tiene el arte.

Los hechos e historias de cada uno de ellos son verídicos, mientras se sitúan en un presente, o en un mañana quimérico pero muy probable, donde la raza humana está viajando fuera del planeta para preservar su legado.

 

 

Asimismo, se vale de imágenes en 3D y de la realidad virtual, recursos para salirse de la tradicional narrativa, a la vez que ayudan a situar al espectador en esta atmósfera futurista donde los espacios convencionales se convierten en territorios inexplorados del universo, o del pasado; esto le permite a la directora jugar con la temporalidad, a la cual desafía constantemente.

Acompañado de una banda sonora envolvente del guitarrista Bill Frisell, quien trabajo con el proyecto por más de un año para lograr darle la sensibilidad que buscaba la directora, también se compara irónicamente los costos que se ha ahorrado la base espacial por estar en esta región, confrontado al precio desbordado de los tiquetes, donde solo unos pocos, con gran poder adquisitivo, van a lograr tener.

 

 

Sin embargo, lo más característico de esta producción es que hace un especial énfasis en la sencillez de la vida. Se convierte en una reflexión sobre la fragilidad de la misma, sobre lo verdaderamente importante, sobre cómo lo pequeño toma un significado profundo que permite valorar el momento, el hoy y el ahora.

Sobre El Autor

Silvana Stein A.

Colaboradora Distinta Mirada desde España

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.