Trumbo: La lista negra de Hollywood
Humberto Santana7.5
LO MEJOR
  • Viajar al Hollywood de los cuarenta y cincuentas
  • La actuación de Bryan Cranston
LO MALO
  • Cierta ligereza, que termina de todas maneras compensada por lo entretenida que resulta
7.5Buena

trumbo posterTÍTULO ORIGINAL: Trumbo

OTROS TÍTULOS: La lista negra de Hollywood: Trumbo / Regreso con gloria / Trumbo: La lista negra / Dalton Trumbo

AÑO: 2015

DURACIÓN: 2h 4min

GÉNERO: Biografía, Drama, Comedia

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR:  Jay Roach

ESTRELLAS: Bryan Cranston, Diane Lane, Helen Mirren, John Goodman, Elle Fanning, Louis C.K., Michael Stuhlbarg, David James Elliott

 

Es frecuente encontrar que la gente de la industria del cine, en Hollywood y todos los demás, se define a si misma como story tellers o “cuentahistorias”. Y aunque es cierto que a los que nos gusta el cine nos gustan las historias, es precisamente la famosa “magia del cine” la que encuentra una forma especial de transmitirlas. Las películas de cine sobre cine siempre tendrán un atractivo especial para muchos de nosotros, y Trumbo es una de ellas.

Bryan Cranston, nominado con justicia al Oscar por su papel como Dalton Trumbo, interpreta magnéticamente a este guionista de Hollywood en los años cuarentas, justo después de la Segunda Guerra Mundial y en plena Guerra Fría, cuando la cacería de brujas a todo lo que tuviera el menor aroma a comunista estaba en pleno furor y se tomaba todas las instancias de la sociedad. Uno de los atractivos de Trumbo es que no solo hace un relato interesantemente sobre este negro capítulo de la historia, sino que expone a través de Cranston una historia de tenacidad, de amor por su oficio y, por encima de todo, una historia de convicción ideológica hacia la libertad.

Trumbo secundaria

Dalton Trumbo pasaba de ser el guionista mejor pagado de Hollywood, a ser perseguido, vetado y exiliado laboralmente por sus ideas sobre igualdad y derechos de los trabajadores. Por ser, junto con unos pocos, un rebelde con ideas diferentes a las de la aplanadora macarthista, que terminaría doblegando a la gran mayoría. Pero no a Trumbo. Después de haber sido condenado a prisión, encontraría la forma de seguir trabajando en sus guiones utilizando seudónimos, con una abnegación casi obsesiva que se escudaba en la necesidad de sostener a su familia. La película deja ver algo del drama familiar que esto generaba, aunque sin profundizar demasiado en ello, lo cual le ha significado algunas críticas: no definirse como una película de drama o de comedia.

trumbo secundaria 2

Lo que es innegable es lo interesante y entretenido de la historia, que deja entrever la complicadas relaciones políticas de Hollywood y el papel que juegan los actores que solemos visualizar simplemente como los papeles de caracterizan. Un John Wayne o un Gary Cooper que se ponen al servicio de la Comisión de Actividades Antiamericanas para perseguir a sus propios compañeros de la industria, o un Kirk Douglas rebelde que apoyaría sin prejuicios, tal vez no la ideología de Trumbo, pero si su trabajo. Se alcanza a identificar el mecanismo aplanador y elitista de “La industria”, y los albores de lo que hoy se conoce como cine independiente. Cómo no ha de resultar interesante la historia de un guionista “rojo” que gracias a su determinación termina ganando el Oscar por su guion de Roman Holiday (1953), ese que le otorga sin saberlo la Academia que tanto lo condenó, porque lo gana bajo un seudónimo.

Cómo no ha de resultar interesante y emocionante que ganó un segundo Oscar por su guion de The Brave One (1956) bajo otro seudónimo, pero que finalmente en 1975 la Academia le reconocería oficialmente como Dalton Trumbo, poco antes de su muerte. Hollywood siempre tendrá sus pecados, pero encontrará también siempre una forma espectacular y dramática para redimirse.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.