Star Wars: Los últimos Jedi
José Daniel Cáceres7
LO MEJOR
  • Su fidelidad innovadora
  • Un buen y sostenido ritmo
  • La consolidación de sus personajes
LO MALO
  • Su duración aunque es pura entretención
7Buena

TÍTULO ORIGINAL: Star Wars: The last Jedi

AÑO: 2017

DURACIÓN: 150 min

GÉNERO: Ciencia Ficción

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Rian Johnson

ESTRELLAS:   Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Óscar Isaac, Mark Hamill, Carrie Fisher

Hora de Lima: 11.55 pm. El centro comercial está lleno de gente. La mayoría trae puesto un polo de Star Wars, haciendo cola para comprar pop corn o simplemente hablando en los pasadizos; algunos llevaron su sable de luz de juguete, yo llevé el de Mace Windu, uno de mis personajes favoritos de toda la saga. La sala sigue llenándose de a pocos, hay murmullos, mucha expectativa y emoción en el ambiente. Varios hacen su ‘refresh’ del Episodio VII, como para contar con detalles a la mano y no tener que estar engranándolos en plena película. Se apagan las luces, las personas se callan, transmiten dos trailers de Marvel y finalmente, se acaba la espera: “hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana”. Toda la sala aplaude y vitorea.

Tras los estrenos de “The Force Awakens” y “Rogue One”, el director Rian Johnson, mejor conocido por haber dirigido uno de los mejores capítulos de “Breaking Bad”, Ozzymandias, tenía el objetivo de plasmar un enfoque diferente a su predecesora, de la que muchos se quejaron por tener un parecido considerable con “A New Hope”, alinear nuevos acontecimientos memorables con una historia que realmente sorprenda, resuelva las dudas que quedaron rondando por ahí pero al mismo tiempo, que tenga esa emoción y vértigo que todos aplaudimos en la sorpresiva “Rogue One”. Esta tarea no fue nada fácil, sobre todo por el tener que satisfacer a tres grupos: los más fans que ya tenían en mente un ‘universo expandido’, los nostálgicos que crecieron con las películas y las nuevas generaciones que tienen a Star Wars como un clásico deseando un sabor más refrescante en las nuevas entregas. Puedo decir que efectivamente, lo ha conseguido.

El ritmo de la cinta es un punto bastante alto si la comparamos con la anterior, en ningún momento se me hizo lenta y los diálogos siempre estuvieron a la altura de las circunstancias de principio a fin. Las escenas de combate mejoraron sin caer en la exageración de efectos especiales abigarrados que, por ejemplo, solía ser marca registrada de la segunda trilogía. La banda sonora es otro tema también bastante remarcable, una historia sin buena música no pega igual y en esta ocasión el soundtrack respondió como debía. Respecto a la trama en sí, vemos una de las películas posiblemente más “bélicas” de toda la saga, además podría mencionar que en esta ocasión realmente no sabes qué puede suceder por más obvio que parezca, definitivamente hay giros interesantes que te dejan al borde del asiento con tu voz interior exclamando a todo pulmón “¡WTF!”.

Por otro lado, en esta entrega se evidencia que los personajes principales se han ido consolidando más. Vemos a Rey (Daisy Ridley) en la búsqueda de su lugar en esta galaxia muy muy lejana, mucho más decidida, enérgica y con personalidad que emana por doquier en las escenas que aparece; al renegado Finn (John Boyega) muy activo aunque manteniendo su escencia que vimos en la anterior película; tenemos a un Poe (Oscar Isaac) mucho más asentado, con mayor carácter y permanente protagonismo en la trama, definitivamente de lo más resaltante del filme. Luke (Mark Hamill) y Leia (Carrie Fischer, R.I.P) nos aportan lo que vimos anteriormente, con la diferencia que el Jedi que se hizo leyenda esta vez tiene muchas más apariciones. Kylo Ren (Adam Driver) aún falta que se consolide como un villano propiamente dicho, no obstante, sin duda es una versión mejorada la que vemos. La cuota de humor me pareció bastante acertada -hoy por hoy uno tiene cierto temor a los chistes tontos que Disney puede introducir- una vez más viene por parte de los droides, BB8 y C3PO, junto con los Porgs, unos pajarracos encantadores que sin dudas van a vender muchos peluches esta Navidad.

En conclusión, The Last Jedi da lo que promete, desde el tráiler hasta el desenlace del largometraje. Un argumento bien construido, acontecimientos bien hilvanados, impredecibles, llenos de acción y tensión; personalmente considero que aún está por debajo de Rogue One, de lejos de las mejores cintas del universo Star Wars, pero que en definitiva ha subido el nivel respecto a The Force Awakens. Un veredicto positivo al filme posiblemente más esperado de este 2017. Algunos comentarios finales en Spoilers.

Spoilers:

No podía mencionar esto en la crítica porque inevitablemente iba a revelar algunos sucesos de la película. Ojo que menciono momentos críticos, abstenerse leer si no la han visto:

  • Sin duda lo que más me ha gustado de The Last Jedi es que se hizo mucho énfasis en la parte del aprendizaje. Junto con Rey nos damos cuentas que hasta los mejores cometen errores, no existe la perfección ni esa imagen de viejo sabio que todo lo sabe. Luke no deja de ser humano, no deja de tener defectos, no deja de tener dudas así se haya convertido en una leyenda. El aprendizaje lo es todo y equivocarse o fallar en un plan también, pero nunca es tarde para seguir aprendiendo.
  • Pulgar arriba a esas interacciones de Kylo con Rey. Por fin nos esclarecen mejor las intenciones del ex aprendiz de Luke…lo quiere revolucionar todo, olvidar todo y ser el único dominador de la galaxia. Con ese genio impulsivo lo va a tener complicado, no obstante, creo que lo que ha pasado en esta fase puede que lo haya hecho cambiar y veremos a alguien más oscuro en la próxima entrega.
  • Luke Skywalker nos ha regalado sin duda uno de los mejores -si no es el mejor- momento de toda la cinta. En modo espectro /fatasma de la fuerza (?) logra aparecerse a años luz de distancia para ayudar a la Resistencia a escapar. Toda la sala gritó y algunos aplaudieron de la emoción. Se me escarapeló el cuerpo, más aún cuando minutos más tarde termina haciéndose uno solo con la Fuerza. Momento triste, el fin de un ciclo.
  • Si bien se resolvieron algunas preguntas, me quedé con las ganas de saber un poco más de Rey -sí tal vez algo más, una idea de su origen menos genérica- y sobre todo de Snoke, villano que termina muriendo y por el momento no tenemos una pista más tangible sobre él.
  • ¿Qué onda con la muerte de Phasma? Es otro de los pocos puntos que no me encantaron de Episodio VIII, hubiera esperado que la guarden para el siguiente y contar con algún momento más épico.
  • Rose (Kelly Marie Tran), un personaje que estuvo bueno al inicio, pero muy innecesario para ser tan parte del resto del filme. No tiene carisma, es muy olvidable, no aporta demasiado y para variar, se termina enamorando de Finn quien claramente tiene su cabeza en alguien más. Ese beso… ¿es en serio?
  • Finalmente, analogía con el final de Empire Strikes Back, donde todos acabaron en la lona y desmoralizados, con la diferencia que en esta ocasión Rey vuelve con toda la esperanza en sus manos. Igual, no olvidar que terminamos con una buena parte de la resistencia mermada, menos flota de ataque, con Holdor sacrificándose, Luke yéndose para siempre, con la Primera Orden aun teniendo cierta ventaja y un Kylo Ren que va a salir con los toperoles en alto en el Episodio IX.

 

Sobre El Autor

José Daniel Cáceres
Colaborador (Perú)

Colaborador para Distinta Mirada desde Lima, Perú

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.