Sin escalas
Autor6
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
6.2

TÍTULO ORIGINAL: Non-Stop

OTROS TÍTULOS: Non-Stop: Sin escalas

Otra pesadilla en las Alturas

Películas de incidentes en aviones a más de 40’000 pies de altura hay para escoger. Títulos como “Red Eye”, “FlightPlan” o “Snakes on a plane” son algunos de los más memorables en el género, el terror para los aerofóbicos, pero definitivamente “Non Stop” –también conocida como Sin Escalas- es una cinta que no decepciona y considero que pese a las típicas situaciones inverosímiles que se nos presentan en este tipo de historias, llega a ser tan entretenida como agradablemente estresante para el espectador de cualquier edad.

Liam Neeson interpreta a un agente sénior del Servicio Aéreo, aparentemente inestable emocionalmente, que ha sufrido un pasado que tortura su presente pero al mismo tiempo demuestra tener una vocación de servicio incomparable. El tema es que se encuentra en un vuelo que va hacia la ciudad de Londres, un viaje bastante tranquilo en apariencia hasta el momento en que empieza a ser acosado a través de mensajes de texto por un extraño que también viaja en el mismo avión, exigiéndole que se ordene una transferencia de 150 millones de dólares o de lo contrario, empezará una masacre asesinando a un pasajero cada 20 minutos. La situación se va tornando cada vez más densa cuando las amenazas se mantienen y eventualmente los pasajeros comienzan a sospechar de que algo inusual está ocurriendo; a partir de ese momento es el que reluce lo mejor de Liam Neeson y comienza el verdadero thriller, dado que literalmente cualquiera podría ser el villano, incluso la secuencia de la historia está planteada de tal forma que hasta el propio “héroe” cae en las especulaciones del público.

Cabe mencionar que hoy en día la utilización de teléfonos móviles en los vuelos está restringida, pero uno así sea viajero frecuente se lo va creer y durante el filme lo verá como una cuestión completamente normal. Por otro lado, el guión no ofrece un mayor desarrollo de personajes, básicamente vamos a ver un buen despliegue de Neeson que sostiene la historia de principio a fin, pero globalmente solo es él. Julianne Moore toma un leve protagonismo en algunas escenas pero en la mayor parte de la película mantiene su posición de secundaria, lo mismo sucede con la reciente ganadora del Oscar Lupita Nyong’o quien queda relegada casi como un extra, en resumen, el resto de personajes aportan lo necesario en el momento oportuno para que la película mantenga el creciente suspenso mas no se percibe un rol lo suficientemente influyente como para quitarle al protagonista su primer plano permanente. El desenlace se da también en el momento preciso y al menos el espectador mantendrá la satisfacción de no haber dado con el sospechoso porque eso sí, garantizo que el director la puso difícil, pese a que uno puede estar atento en los detalles, es un trabajo de hormiga y en caso se de con el culpable, ya se habrán disfrutado 90 minutos de una aventura turbulenta que mantiene en vilo a cualquiera y que gana más por aportar entretenimiento ingenioso que por contenido sutil de una trama más compleja.

Finalmente, las tres preguntas de rigor:

¿Qué es lo MEJOR? Liam Neeson y su papel hacen que todo lo imposible e incongruente de la trama pase a un segundo plano. Un personaje poderoso y bastante convincente.

¿Qué es lo MALO? El protagonista es tan intenso que puede llegar a opacar al resto del elenco. También están las situaciones increíbles en las que el espectador se preguntará “¿cómo es posible que pase eso?”.

Sobre El Autor

José Daniel Cáceres
Colaborador (Perú)

Colaborador para Distinta Mirada desde Lima, Perú

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.