Pulp Fiction
Cesar Padilla Herrera9.5
LO MEJOR
  • Las primeras páginas del cine de Tarantino están acá, en Reservois Dogs y en True Romance.
  • Qué le gano la palma de oro a los favoritos de Cannes en 1994: Krzysztof Kieślowski, Joel Coen y Giuseppe Tornatore
  • Samuel L.Jackson, todos hablan de Uma, Travolta o Plummer pero la de Samuel es una interpretación monumental.
LO MALO
  • ¿Bailar y dar un masaje en los pies equivaldría a lo mismo para Marcelus Wallace? nunca lo sabremos
  • Sobredimensionar la película y recharzarla de inmediato por la crudeza de sus historias.
  • Bruce Willis, salvo por la escena de la espada, solo en ese momento supera su siempre molesta inexpresividad
9.5Excelente

miniaturaOTROS TÍTULOS: Tiempos violentos

AÑO: 1994

DURACIÓN: 154 min

GÉNERO: Crimen, Drama.

PAÍS: EEUU

DIRECTOR: Quentin Tarantino

ESTRELLAS: Samuel L. Jackson, Jhon Travolta, Uma Thurman, Harvey Keitel, Tim Roth, Christopher Walken, Amanda Plummer, Ving Rhames, Bruce Willis

 

¿De qué se trata Pulp Fiction? ¿Cuál es el punto central o el personaje, sobre él cual gravita lo que pasa en la película? No lo sé y no creo que haya una pieza central o un solo personaje indispensable. Ahora bien, convengamos al menos que todos los personajes pesan en el film. La historia es acerca de Butch (Bruce Willis), el boxeador renegado y el reloj perdido del padre; de Mia Wallace (Uma Thurman), la cocainómana un poco gótica y su impactante resurrección; es de Vincent Vega (John Travolta), un adicto a Modesty Blaise y su lectura en los baños; es de Jules Winnfield (Samuel L. Jackson), quién propone las discusiones inolvidables sobre cualquier cosa. Y también es de los demás parias. Aunque, los personajes no son piezas, cada uno de ellos solo puede existir y significar en el universo pulp de Tarantino, el director norteamericano más creativo del cine neo-noir. 

Imagen 1

Tarantino es un autodidacta, quizá por eso la composición de sus obras es menos clásica pero más creativa. Lo que sabe de cine lo aprendió trabajando en el videoclub Video Archives junto a su ex amigo, coautor del guión de Pulp Fiction, Roger Avary. Su sólido conocimiento de Carpenter, Hitchcock o Sergio Leone -mencionados, usualmente, como sus directores favoritos- de donde “tomó prestadas” varias estrategias fílmicas e ideas, componen solo una parte del genial universo tarantiniano. De hecho, Pulp Fiction es, en esencia, un marco o una forma erudita de narrar historias sobre la cotidianidad de los rufianes con su germanía, humor negro, sin los ambages del cine de acción pero con una particularidad: está llena de intertextualidad popular y referencias implícitas a obras como las de Carpenter, Hitchcock o Leone. Así es Tarantino, el autodidacta exempleado de Video Archives, con ese estilo escribió en Pulp Fiction las primeras páginas de su futuro, la introducción del resto de su obra.

imagen2

La mayor parte de los films de Tarantino contienen elementos del subgénero literario hardboiled y las publicaciones pulp. Se las llamó así porque se imprimían en un papel barato similar al de los periódicos, pero también por considerarse de poca calidad o textos inacabados. Este detalle, el de la definición de la intraducible palabra pulp, es lo primero que vemos al iniciar la obra, cosa que no es fortuita. Verán, aunque el film no es de poca calidad, sí simula serlo, y definitivamente es una obra inacabada. Por esto, entre otras cosas, creo que se trata de una introducción de las películas que vendrían después con A Band Apart Records, la productora del director autodidacta.

Captura de pantalla 2016-06-12 a las 11.51.05 p.m.

Los elementos del subgénero literario hardboiled, que no sobra decir han sido el sustrato de una buena parte del cine noir, presentes en Pulp Fiction, son: la historia es de antihéroes, o de hampones mejor dicho, como Vicent y Jules, ahora tan famosos como las bananas o la imagen de la carita feliz; incluso el artista del grafiti Bansky hizo una famosa adaptación de la clásica escena en el apartamento 416. Los otros elementos son el ambiente oscuro y callejero, la traición como la que busca Mia con Vincent, o la del inexperto Brett. El lenguaje común de los antihéroes como el de Marcellus Wallace quién al cerrar un pacto o una trampa (o sea otra traición), dice “¿You are my nigger?”. Por esto y otras lineas, gente como Spike Lee han acusado de racista a Tarantino. Falta un elemento más: la violencia. Pero no cualquier tiroteo o bombardeo calculados por la producción, no. La violencia nítida de los criminales y la amenaza de su despliegue.

imagen 4

Precisamente Jules Winnfield, como declamando una suerte de pasaje bíblico (apócrifo), hace alusión a aquella: “El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del Valle de la Oscuridad. Porque es el auténtico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé, cuando caiga mi venganza sobre ti!” Ezekiel 25:17. A decir verdad, acorde con los hechos narrados magistralmente mediante flashbacks en un estructura no-lineal y no-causal, esa sería la idea central, la venganza para la que los criminales han creado todo un sistema, mejor, una tecnología del dolor. Lo que uno no espera es que mientras muestran ese dolor, al director se le ocurra agregar canciones como Comanche de The Revels, ni la divertida Misirlou. El producto de esta mezcla en un espectador no es aterrarse o sorprenderse, no. La violencia de Tarantino divierte, esto es lo más escandaloso de su cine, el gusto por la violencia que intencionalmente provoca en el espectador.

imagen 3b

Cuando le dieron la Palma de Oro en 1994 por Pulp Fiction muchos se sorprendieron, otros se molestaron y casi nadie lo esperaba. Una espectadora lo insulto mientras él, encima de la tarima, abrazaba a varios miembros del reparto. Viendo ese momento en la grabación se le nota la excitación, el enrojecimiento de los pómulos, la risa incontenible. Cuando se escuchan los insultos de la asistente al evento, Tarantino le responde con una carcajada agitada acompañada de un gesto burlón, la firma de la noche: el dedo más largo de la mano levantado, le hizo una “pistola” rápida, una higa, y así le dijo lo de Marcelus Wallace “I’m gonna git Medieval on your…” Esto es lo que usualmente hace cuando lo critican o cuando lo acusan de racista, hiperviolento, misógino, fascista, o mejor dicho de Tarantiniano.

Captura de pantalla 2016-06-13 a las 12.51.08 a.m.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.