Phoenix
Humberto Santana7
LO MEJOR
  • Lograr hacer un thriller con fondo, algo poco frecuente
LO MALO
  • Cierto aire artificial y forzado de algunos aspectos
7Buena

Afiche-Phoenix-CinecoOTROS TÍTULOS: Ave Fénix / Phoenix de Christian Petzold

AÑO: 2014

DURACIÓN: 1h 38min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Alemania

DIRECTOR: Christian Petzold

ESTRELLAS: Nina Hoss, Ronald Zehrfeld, Nina Kunzendorf

 

Phoenix cuenta la historia de Nelly Lenz (Nina Hoss), una sobreviviente de Auschwitz que al terminar la Segunda Guerra Mundial regresa a su ciudad, Berlín. Su rostro ha sido desfigurado en el campo de concentración por lo cual, ayudada por su gran amiga y confidente, debe someterse a un proceso de reconstrucción facial, que aunque resulta exitoso, solamente consigue parecerse a su rostro original. Habiéndose aferrado durante su reclusión a la idea de reunirse nuevamente con su esposo (un pianista que, a diferencia de ella, no es judío) y tomando de allí la fuerza necesaria para sobrellevarlo todo, decide ahora buscarlo por el mundo nocturno de un destruído Berlín. Esto a pesar de la posibilidad de que haya sido él quien la entregó a los nazis.

Es así como lo encuentra en Phoenix, un bar en medio de las ruinas, la metáfora perfecta para retomar su vida de entre las cenizas, o para renacer en una nueva vida. Su gran sorpresa y un duro golpe emocional es que su esposo no la ha reconocido. En lugar de esto, percibiendo la similitud con la imagen de quien fuera su esposa antes de su captura, ingenia un plan para que esta “desconocida” se haga pasar por su ex esposa y reclamen así su cuantiosa herencia. En este punto la película da un giro hitchcockiano para sumergirse en un thriller de identidad oculta, ya que Nelly decide seguirle la corriente y fingir que aprende a comportarse como “la antigua Nelly”, pues así llegaría a uno de dos posibles resultados, siempre con una enorme fe en su esposo: averiguar si fue él realmente quien la entregó a los nazis o, en caso contrario, terminar recuperándolo como esposo.

Pero a pesar del giro de misterio, Petzhold logra sostener en su película el drama de la historia, y más allá de esto, ofrece una mirada muy interesante (y diría que autocrítica) de la posición del ciudadano alemán del común de la época frente al nazismo, siendo este el mayor logro de la película. El elemento fundamental para esto termina siendo Johnny, el esposo, interpretado sólidamente por Ronald Zehrfeld.

phoenix secundaria

Petzhold y Hoss han hecho ya con esta seis películas juntos, y los aciertos de la química artística que existe en este dúo cinematográfico son en muchos casos evidentes, pero es la interpretación de Zehrfeld la que permite transmitir el mensaje más fuerte. Aún sin saberse si fue él quien delató a su esposa, presenta convincentemente a un personaje del común atrapado por las circunstancias, como quizás lo estuvieron todos por esa época, alguien tratando de sobrevivir. Haber entregado a los nazis a su propia esposa sería sin duda una monstruosidad, pero en la incertidumbre de si en realidad fue así o no, se entiende que de haberlo hecho no sería el acto de un monstruo, sino más bien el acto de alguien con miedo, el acto de un cobarde. En algún segmento de la película se describe como todos, inclusive los amigos más cercanos de Nelly, solo miraban cómo se la llevaban los nazis.

Y es aquí donde Petzhold pone el dedo en la llaga. Permite que se entienda cómo a pesar de que tantas personas no comulgaran con el movimiento nazi, no solamente no se hizo real oposición, sino que, víctimas del miedo, terminaron sirviendo los objetivos del juego macabro nazi. Pero acaso no se necesitó que el resto del mundo se uniera para detener a Hitler en una guerra mundial? Petzhold cuenta una historia donde a pesar de esto, señala de alguna forma la falta de carácter común, exponiendo así el poco conocido drama de un país que presencia como la barbarie crece arrastrándolo todo como una bola de nieve, incluso su propia moral y principios.

Phoenix es sin duda, por todo lo anterior, una película que vale la pena. Resuelve sin embargo parte de su argumento con algunas soluciones forzadas o facilistas que le dan cierto tono artificial, hacen cuestionable la credibilidad de la narración en algunos puntos y pueden interferir en la conexión del espectador con la película. Es un aspecto que sin embargo solo afectará según sea la sensibilidad a este tipo de detalles, todos tenemos días de mayor “fe cinematográfica” y también puede pasar desapercibido. Lo que es innegable es que Phoenix construye poco a poco un thriller que no sacrifica el mensaje, desembocando en una gran parte final que justifica haber visto la película.

 

Sobre El Autor

Humberto Santana S.
Dirección Distinta Mirada

Dirección Distinta Mirada

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.