Pacto Criminal
Diego Montejo5.5
LO MEJOR
  • La actuación de Johhny Depp
  • Ciertas escenas de acción
LO MALO
  • El guión, desaprovecha todo
  • Un montaje incoherente y que no permite entender mejor los personajes
5.5Pasable

black mass poster

TÍTULO ORIGINAL: Black Mass

OTROS TÍTULOS: Black Mass: Estrictamente criminal

AÑO: 2015

DURACIÓN: 122 min

GÉNERO: Drama, Suspenso, Crimen

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Scott Cooper

ESTRELLAS: Johnny Depp, Benedict Cumberbatch, Dakota Johnson

 

Johnny Depp actualmente no es santo de mi devoción, diría incluso que está entre los actores que por decisiones propias han acabado reduciendo su carrera a papeles histriónicos y desaprovechados en comparación con su talento pues desde hace casi diez años se ha encasillado en un estilo extravagante al que le debemos ciertos “agradecimientos” a Burton. Sin embargo, Depp fue un actor meritorio que ya desde los 90’s mostraba un futuro prometedor y gracias a Black Mass (Pacto Criminal) volvió a atraer mi atención hacia su carrera ¿Era el resurgimiento de un Depp venido a menos? ¿Un papel tan fuera de su círculo de confort le quedaría bien? Sí, pero no en esta película.

Es curioso como muchas de las películas interpretadas por Depp sufren del mal burtoniano; entregándole toda la atención a sus personajes extravagantes y desaprovechando todo lo que le rodea como un huracán, Pacto Criminal no es la excepción y en contra de mi curiosidad expectante, la película cae de nuevo en todos los errores que tienen las anteriores películas donde actúa Depp e incluso va más allá y remata con una consecución tan rápida como intrascendente y poco inspirada. Es una película que en muchos grados falla y no logra ser la más atinada producción que involucra al actor (que paradójicamente me convence, aunque sin halagos desmedidos, fuera de su zona de confort). Trataré de ser claro y desmenuzar en que falla (que no es poco) una película con un planteamiento tan aprovechable como interesante.

Pacto nos sitúa en los 70, durante la proliferación de las mafias extranjeras dentro de suelo norteamericano, desde mobs italoamericanos recurrentes en el imaginario público hasta la historia que nos interesa: mafia irlandesa, bebiendo en estilo y tono del cine de Martin Scorsese (que ya había llevado a la gran pantalla una curiosa adaptación lejana del mismo personaje en la magnífica Los Infiltrados) el director nos entrega la violencia en bandeja y en flashback, uno de los primeros errores en una serie de eventos desafortunados, la historia narra desde el futuro por los protagonistas ya presos, la vida y ventisca violenta que representó James “Whitey” Bulger (Johhny Depp) al sur de Boston, lo cual no estaría mal si al final esto tuviese un positivo impacto en el devenir de la trama al contrario, lo que inicia siendo un interesante relato violento sobre la relación entre la mafia del reconocido irlandés y el FBI se desvive en un ritmo atroz que salta de flashback en flashback sin dar tiempo a entender la psicología de los personajes.

black mass secun

El guión es una pérdida de tiempo, una mera excusa para el lucimiento de Depp en detrimento de los demás secundarios, no da espacio para que Benedict Cumberbatch haga algo más que sonreír a la pantalla los pocos minutos que tiene y Joel Edgerton (que tiene madera para mucho más, una pena) en su papel de agente del FBI corrupto se ve supeditado a la presencia de Bulger y en general, los saltos entre diversos momentos no terminan de darnos tiempo para entender a alguno de los personajes, incluso Whitey se ve lastrado por el montaje arrítmico y la narrativa convencional de la que hace gala Cooper.

Sin embargo, Pacto en su insignificante esfuerzo por ir más allá, logra catapultar la figura de Depp y por momentos funciona, logra darnos un personaje sorprendente y siniestro (quizá damnificado por la capa incoherente de maquillaje que le hace parecer un sucesor de Drácula) que logra golpes de efecto al espectador, acapara lo suficiente (sin ser del otro mundo) para hacer que la película siga con vida. Cooper entiende la función de Depp en el funesto organigrama actoral y lo explota, haciendo que la película arañe cotas de correcta función pero esto se degrada cuando el guion trata de darnos un personaje dramático. ¿Cómo podemos congeniar con un grotesco criminal si lo conocemos por trozos durante casi una década de historia? Una desviación inentendible que casi termina por sepultar  la película. Depp está bien y cumple con creces con el poco material del que dispone, tampoco es una actuación sensacional pero logra darle un empaque mejor a un largometraje que hacia su final, se desvive entre la sensación de la violencia y la horrible degradación narrativa.

Aunque, sin alma ni corazón, Pacto criminal no se desbanca hacia el desastre absoluto, tampoco aprovecha todos los recursos a mano y esto es lo más desconcertante. ¿Cómo puede desaprovechar una historia tan poderosa con un reparto ejemplar en pos de la espectacularidad? ¿Cuál es el sentido de fraccionar mediante flashbacks la historia de Whitey? Es cierto, basada en hechos reales, pero si se quiere dar fondo a un personaje tan interesante como el irlandés el espectador necesita tiempo con él, no cortes y fotografías puntuales de sus estados de rabia contenidos. A nivel visual la película es simplemente correcta y trata de alcanzar cimas del género como Infiltrados, pero lamentablemente se queda en un thriller moderno convencional sin más que ofrecer, parco en talento tras las cámaras.

Pacto Criminal no es solo otra historia con Depp maquillado; diría que gracias a ella tenemos la oportunidad de vislumbrar a un actor más que sobresaliente que parecía haber perdido el rumbo entre la notoriedad del espectáculo y las secuelas innecesarias. No es una película buena pero tampoco es un fracaso en desarrollo, se queda a medio camino entre lo regular y lo aceptable. Medios no le faltaban para superar la nota final pero quizá un poco de talento habría resultado más que suficiente para arreglar una película que quiere pero no puede trascender su mensaje: Violencia por violencia, una historia que no se mueve más que por la espiral violenta que representa su personaje, sin más a su alrededor que merezca la pena salvar. Una decepción.

Sobre El Autor

Diego Solorzano
Colaborador (Colombia)

Colaborador

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.