Oscuro animal
Adriana Bernal Mor7.5
LO MEJOR
  • El efecto que produce la película hace que reflexionemos sobre una realidad que afecta a nuestra sociedad. Es una excelente apuesta que lleva al espectador a entender el sentimiento y la fuerza de una lucha que parece no tener fin.
LO MALO
  • No darse la oportunidad de verla. Una propuesta cualitativamente impecable.
7.5MUY BUENA

oscuro-animal-afiche

AÑO: 2016

DURACIÓN: 107 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Colombia

DIRECTOR: Felipe Guerrero

ESTRELLAS: Marleyda Soto, Luisa Vides, Jocelyn Meneses

El cine desde sus entrañas es por naturaleza un catalizador no sólo de emociones y pensamientos sino también de realidades que afectan a la sociedad. Es un dispositivo que permite explorar desde diferentes ángulos vivencias que transforman y condicionan la vida de las personas y que por ende muchas veces necesitan de un canal de expresión, de reflexión y visibilización para poder ser superadas y transformadas. En Colombia, los efectos de la violencia y el conflicto han permeado indiscutiblemente los medios artísticos y de comunicación, quienes a su vez, de una manera no tan acertada algunas veces, tratan de acercarse a lo profundo de los conflictos y las más crudas realidades.

Bajo este espectro he tratado de hacer un seguimiento más o menos juicioso de las películas que alrededor de este tema se han hecho en los últimos años y muchas veces me cuesta aceptarlas, no porque sean producciones de mala calidad, sino porque siempre me parecía que se quedaban (no todas) en la superficialidad de lo que algunos podemos creer que es la realidad del conflicto, dando la sensación de que su exploración se quedaba muy corta y se seguían repitiendo patrones y estereotipos mediáticos que no aportaban nada nuevo a nuestra visión y posición.

oscuro-animal-imagen-secundaria

Por esta razón, cuando llegué a ver Oscuro Animal tenía la expectativa de encontrar algo diferente, una película que me estremeciera o que por lo menos me diera la posibilidad de entender desde otra perspectiva eso que todos los días invade nuestras pantallas. Y sí, efectivamente me dejé transportar desde el principio, porque a penas pude ver la primera escena de la película, sabía que había algo que me iba a encantar y por supuesto sabía que esa producción no se iba a quedar en las suposiciones más comunes de quienes vivimos el conflicto desde afuera y desde la distancia.

El trabajo de Felipe Guerrero es notable y es evidente que la investigación y la conformación del guión se estructuró sobre una base firme, gracias a la cual se pudieron crear personajes muy fuertes, muy bien estructurados, que dentro de sus dinámicas evolucionaron con elocuencia y sorpresa en la medida más justa. Es una historia que conmueve, que sacude, que toca el corazón y que hace vivir por un instante tres situaciones en las que mujeres colombianas que tuvieron que escapar de sus hogares por la guerra llegan a Bogotá en busca de un mejor futuro. Sin embargo, la ciudad es también un monstruo, y ser parte de ella cuesta tiempo, dolor y mucha fuerza.

oscuro-animal-imagen-secundaria-2

Y a pesar de que es una película que atrae por su calidad, imagen, actores, locaciones y música, creo que lo que más me llamó la atención e hizo que me atrapara por completo fue la ausencia de diálogos. Es una apuesta difícil, sobre todo cuando nos vemos inmersos en un mercado de producciones audiovisuales que tienen que estar llenas de acciones rápidas y continuas que a penas dejan un espacio para respirar y seguir. Oscuro Animal se la jugó por enfatizar su mirada en el descubrimiento silencioso de las entrañas de los personajes, en demostrar que no se necesita decir lo que se siente para entender el sufrimiento y la angustia. Que más allá de llenarse de palabras, el silencio habla más que cualquier otra cosa. Estas mujeres son la muestra de la templanza de muchas que día a día tienen que callar para seguir de pie y tienen que dejar de lado la memoria para no desvanecerse y perder la esperanza de vivir.

Tengo que decir que recomendaría esta película no sólo por su calidad artística sino porque para mí es un documento histórico y de memoria importante, que lleva inmerso un trabajo investigativo y de campo muy riguroso, que muestra desde otra perspectiva una realidad de nuestro país y que por ello merece que haga parte de nuestras imperdibles, esas que le dan voz real a las víctimas y que se preocupan por su reivindicación social, emocional y cultural.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.