Muerte misteriosa
Diego Solorzano6
LO MEJOR
  • Un debut en dirección sobresaliente
LO MALO
  • El guion, la parte final de la cinta es un desastre narrativo a varios niveles.
  • Hace falta más dirección de actores, hay momentos donde resulta inverosímil la reacción de dos seres humanos normales.
6INTERESANTE
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

TÍTULO ORIGINAL: Wind River

OTROS TÍTULOS: Viento salvaje

AÑO: 2017

DURACIÓN: 107 min

GÉNERO: Thriller

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Taylor Sheridan

ESTRELLAS:  Jeremy Renner, Elizabeth Olsen, Julia Jones, Graham Greene

 

No es muy común que un guionista tome las riendas de su propio trabajo tras la pantalla, de hecho muy pocos lo llegan a hacer a lo largo de sus carreras y la mayoría ven con buenos ojos el trabajo tras bastidores, menos visual y explicito que en la silla de director. Sin embargo, cada tanto un guionista de renombre emerge entre la marejada para dar composición a una obra devenida de su propia pluma y ojo artístico. Este salto no es sencillo y otros guionistas han tropezado bruscamente con la dificultad en expresar lo que el papel y lápiz logran componer, tal fue el caso del famoso Charlie Kauffman hace un par de años con su debut en dirección.

Pero con Taylor Sheridan las expectativas eran distintas, probablemente por su reciente nominación en la categoría que le ha dado más frutos o su conjunción con el afamado Dennis Vielleneuve en la irregular Sicario, como fuese, para cualquier director novel no es tan sencillo calibrar el éxito pasado y sorprender con creces a la crítica. Personalmente no soy un entusiasta de los trabajos previos como guionista y aunque ‘Muerte Misteriosa’ siga cojeando de los mismos problemas, podría haber sido mucho peor.

Al momento de escribir un guion cinematográfico, es necesario jugar con las expectativas del espectador, no es azar que algunas de mis mayores discrepancias con Sheridan a la hora de componer el libreto sea sin duda su consecución final en el género Thriller, donde no logra mantener el mismo hilo de tensión que en su primera mitad, esto es más notorio en su película con el director canadiense que en la que Jeff Bridges da alma a su guion. No obstante, en Muerte Misteriosa Sheridan se ve alejado de la magnífica dirección del primero y no encuentra un punto de apoyo actoral como en el segundo.

Precisamente porque la historia no gira alrededor de un personaje magnético, en este caso Jeremy Renner interpreta a Cory Lambert, parco cazador con ascendencia india, un personaje que necesita una buena balanza emocional para encajar en los puzles de un thriller criminal. Es una verdadera lástima que el personaje de la agente del FBI Jane Banner, interpretada por Elizabeth Olsen, no esté a la altura suficiente para lograr dar homogeneidad al relato y finalmente sumirlo en un ambiente descafeinado y demasiado típico como para resultar atractivo.

Sin embargo, todo lo anterior no sería problema si el guion estuviese a la altura, lamentablemente Sheridan repite la inconsistencia y la película se va derrumbando y perdiendo fuelle hasta el final, cuando el director y guionista empieza a denotar una consecuente desgana o falta de ideas, finiquitando la película con un flashback de corte barato y fácil como para salir del paso. Me resulta algo inaudito que en pleno 2017 un director de su talla acabe usando artificios baratos y archiconocidos en el cine de género. Es una verdadera lástima ese cambio de registro tan brusco e inesperado pues Sheridan aunque vuelve a trastabillar en el final, logra convencerme a nivel visual de tener una decisión autoral acertada entre tan paquidérmico ritmo.

 

 

Podría decirse que a nivel visual la película, aunque luce de otra época (y no es precisamente un halago) Sheridan es competente y está a altura del material que quiere (pero no termina) contarnos, probablemente con un guion mejor retocado habría podido encausar mejor la historia y eliminar escenas intrascendentes y excesivamente dramáticas. En resumidas cuentas, la labor tras la cámara de Sheridan salva en cierto momento la película por las mismas grietas que él ha creado con un guion endeble y finalmente molesto que trata de trascender su propio mensaje, aún sin haber definido muy bien cuál es el mensaje que quiere narrar.

Aun así, la obvia valentía de Sheridan para llevar a cabo su tercer guion de genero me parecen lo bastante positivas como para seguirle la pista aunque sea una verdadera lástima el nivel a priori de todos los implicados y lo difícil de recomendar Muerte Misteriosa, precisamente porque de Misteriosa no tiene nada, incluso cuando Sheridan trata con desgana de recuperar el hilo de tensión con el que había iniciado la película, descubre que el espectador en la sala de cine está casi tan hundido como él con las botas en la nieve.

En definitiva, Muerte Misteriosa es una película entretenida para una tarde libre pero no para ponerla en comparación con otras de su género y a ningún nivel será una cinta para recordar más allá de  la interesante premisa que plantea en medio de la nieve.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.