Doscientas entregas semanales son, mal contados, cuatro años en este empeño de publicar periódicamente un magazín que le lleve a los lectores de DISTINTA MIRADA nuestras recomendaciones de la cartelera, una o varias reseñas de las películas que se están exhibiendo y, con cierta regularidad, artículos sobre esas cintas que se han ganado el rótulo de clásicas. Esta tarea, tan grata como ardua, deja un inventario de más de doscientas películas reseñadas en la página y si una de las acepciones del verbo reseñar es, precisamente, la de dar noticia de una obra literaria, de arte o científica en un periódico o revista, lo que por más de cuatro años hemos venido haciendo cada semana, es escribir sobre películas sirviéndonos de un formato que incluye, entre otros, fotos de la película, el video de su tráiler, su afiche promocional, la ficha técnica, una calificación sincera pero siempre subjetiva y, lo más importante, un escrito en el que autor comparte sus impresiones y emociones.

Por el cine que tanto queremos y con ocasión de nuestro magazín número 200, nos pusimos en el dispendioso y emotivo oficio de elegir, entre todas las películas reseñadas hasta la fecha, las veinte de DISTINTA MIRADA. Noten que no son ni las veinte mejores ni, tampoco, las veinte mejor calificadas. Son, simple y sentidamente, las veinte de DISTINTA MIRADA. Eso quiere decir que dejamos que los números nos ayudaran pero impidiendo que  ellos decidieran. Decidimos nosotros, los colaboradores del equipo de DISTINTA MIRADA, no por consenso, no por voto mayoritario, no por imposición, sino por una suerte de convergencia cabalística que busca expresar, sin perjuicio de disidencias y decepciones, el parecer y, sobre todo, el querer de todos.

Para no hacer aún más compleja la labor de selección, decidimos armar un listado aparte con, de los clásicos reseñados por DISTINTA MIRADA, los cinco de DISTINTA MIRADA. Si la escogencia de las veinte dejó ese inevitable sabor agridulce, qué decir de la casi odiosa tarea de elegir, entre las grandes, solo cinco.

En algún momento nos preguntamos por el sentido de este inveterado vicio de hacer listados y antes siquiera de arriesgar alguna respuesta ya los teníamos armados.

A todo el equipo de DISTINTA MIRADA un gracias enorme por la dedicación y el esfuerzo, manifestaciones claras de la pasión que sentimos todos por el cine. A nuestros lectores un agradecimiento por su constancia y fidelidad y a todos un empujón de aliento para seguir en este empeño. Es una manera, exigua pero a la vez valiente y valiosa, de pagarle al cine lo mucho que le debemos.

MANCHESTER JUNTO AL MAR

Un drama cuya fuerza está, paradójicamente, en la ausencia de toda fuerza. Lonergan su director logra un balance impecable en el que la tristeza y la desesperanza adquieren un tono cuya neutralidad es la clave de su contundencia.

 

BOYHOOD

Casi parece un documental sobre el paso del tiempo. A través de las vidas de sus personajes, el espectador se va mirando en el espejo de su propia vida. No es una película, es un trozo de vida.

 

IDA

En Ida la potencia y la belleza de cada encuadre, de cada imagen, bien podrían equiparase con la de una exhibición fotográfica en uno cualquiera de los grandes museos del mundo. Una película sobria, bella al punto de hipnótica.

 

TRES ANUNCIOS POR UN CRIMEN

Al ritmo de un guión impecable, Frances McDormand, Woody Harrelson y Sam Rockwell impresionan con sus soberbias actuaciones. Con tonos definidos pero nunca agresivos, la historia logra que su drama no se estanque y que por el contrario fluya con la complicidad de un humor áspero pero nunca disonante.

 

DUNKERQUE

En Dunkerque Christopher Nolan logra crear un ambiente de tensión pura sin apelar, ni por un instante, a los estruendos de toda confrontación bélica. Un relato donde todo está por suceder, donde todo es inminente y es de esa potencialidad que emerge toda su fuerza. Y aunque ya con esto el punto es altísimo, la música de Hans Zimmer lo eleva  todo a otro nivel.

 

EN PRIMERA PLANA

Spotlight se sustenta en uno de los mejores guiones de los últimos tiempos: sólido, solvente y que exprime a todo el elenco de una manera natural, sin abandonar su brío eminentemente periodístico, pero bañado en el más fantástico dinamismo

 

MUSTANG

Una mirada diferente del conflicto que existe entre la fuerza de las tradiciones y los estereotipos culturales en contraposición a la necesidad personal de la mujer de libertad, de apropiación, de decisión y, en cierto sentido, de su siempre inacabado proyecto de felicidad. Más que sobre la vida, Mustang es una película llena de vida.

 

EL GRAN HOTEL BUDAPEST

El relato de un lugar y de una época convulsa que ya nunca volverá. Y, mientras se ve la película, dan ganas de pertenecer a esa gran familia que es El Gran Hotel Budapest

 

ROMA

En su más personal y mejor lograda película, Alfonso Cuarón le rinde tributo a su México de la infancia en el que de niño absorbió por igual las desavenencias de sus padres, la jerarquización de la sociedad mexicana, la sensibilidad que bullía por las calles y esa abnegada entregada de unas mujeres, sus nanas indígenas, que fueron un eje vital en su proceso de crecimiento. Una película inmensa de la que, antes de su estreno comercial, se viene hablando mucho. Rumores de Oscar. Ojalá así sea.

 

LUZ DE LUNA

El logro magistral de Moonlignt es su explícita renuncia a reivindicaciones, a discursos decorosos y correctos sobre aceptaciones e inclusiones; aquí no hay mensajes, ni hay proclamas, ni desenlaces emotivos o frustrantes.  Solo hay una inmersión en sensaciones no verbalizadas que entremezcla, a través de una ecuación magistral, dureza y sutileza.

 

TONI ERDMANN

Con una trama sencilla,  la guionista y directora Maren Ade hace de esta película una experiencia atrapante, demostrando que la comedia puede también -aún sin ningún tipo de ínfulas- tener mucho fondo. Con una acertada mezcla de diversión, amargura, dulzor y profundidad, Toni Erdmann es una de esas películas que se salen del molde y quedan en la memoria.

 

EL HIJO DE SAÚL

Una propuesta diferente, que se atreve a explorar el sonido y la imagen de forma profunda para generar sensaciones fuertes en el público. Un trabajo impactante y demoledor que no va tras agrados ni aplausos. Lo suyo es el testimonio espeluznante de una realidad – los vejámenes contra el pueblo judío en los campos de concentración – que lo fue aún más que la película.

 

PROYECTO FLORIDA

Tan conmovedora como desoladora, Proyecto Florida es la visión de unos seres marginales y desamparados que viven, paradójicamente, al lado de los parques de Orlando, ese paraíso artificial con el que sueñan todos los niños del planeta. Con el multiplicador de su profunda sensibilidad, Proyecto Florida es el retrato de un grupo de personas cuyos días grisáceos transcurren bajo la engañosa presencia de un cielo siempre azul.

 

MOMMY

En Mommy el director canadiense Xavier Dolan transmite sin tapujos esa desgarradora sensación que oscila entre la ira y la ternura, entre la exasperación y la más genuina compasión. Sus protagonistas, Madre, hijo y vecina, transitan caminos que no conducen a ninguna parte y en los que van dejando, no trazos, sino trozos de unas vidas a las que solo las salva el frágil y fugaz placer de un momento de felicidad.

 

LA HABITACIÓN

Un viaje perturbador que permite imaginar vívidamente una situación aterradora; un balance sorprendente entre belleza y terror y una insinuación velada que pone a reflexionar sobre el poco peso que le damos a las cosas sencillas de la vida, eso es La habitación, una película más que sobresaliente repleta de fuerza y emotividad.

BIRDMAN

Birdman es ante todo una película de alto impacto. Puede gustar o no gustar pero es imposible negar su poderío visual, su irreverencia y su efervescencia. Con una ingeniosa técnica narrativa, con su guión demoledor y con unas actuaciones en su punto, el director Alejandro González Iñárritu volvió, como lo hiciera en su momento con Amores Perros, a dar en el clavo.

 

EL PASADO

El invaluable mérito de Asghar Farhadi es la forma como eleva un melodrama doméstico y cotidiano, dotándolo de una pulsión profunda que ahonda con agudeza en lo más recóndito de la naturaleza humana.

 

CITIZENFOUR

Una historia muy bien contada por Laura Poitras, sosteniendo la cámara en todo momento y capturando los movimientos y sentimientos del protagonista y los suyos propios, evidenciando esos silencios especiales que trasmiten más que cualquier diálogo o cualquier guión bien armado.

 

INTENSA MENTE

Con una mezcla experta, mitad explícita y mitad secreta, la historia y los personajes de Intensa Mente combinan la risa y la diversión con una dosis considerable de dramatismo y profundidad. Más allá de si es o no una película para niños o si, trajeada de película para niños, es una película para grandes, lo que sí es, sin duda, es el desarrollo genial de una idea, un desarrollo apenas propio de una mente prolíficamente intensa.

 

PÁJAROS DE VERANO

Parecía imposible salirse del formato estereotipado de las películas sobre narcotráfico. Pájaros de verano pulveriza esa creencia y monta, en tono de western, un drama que si bien retrata con enorme fidelidad los comienzos del tráfico de drogas en el país, lo hace privilegiando el choque cultural que supuso el inicio de esta desquiciada carrera en medio de la cultura wayuu.

 

LOS 5 CLÁSICOS

EL AUDAZ

Si mañana tuviera que iniciar un curso de apreciación cinematográfica, arrancaría, a no dudarlo, con El audaz. Y si a alguno de los asistentes no le gusta o, incluso, si no lo estremece, le pediría no volver a la siguiente sesión. Un clásico entre los clásicos.

 

CASABLANCA

Grande entre las grandes. Una historia con un halo único, inigualable e inexplicable. Cada espectador que la mira, siempre embelesado, termina enalteciéndola aún más. Eterna.

 

EL APARTAMENTO

Maestro entre maestros, en El apartamento Billy Wilder logró lo inalcanzable. Una historia en la que confluyen, sin opacarse y sí más bien entre sí potenciándose, el romanticismo, la crítica social , la ternura, la tristeza, el humor y la esperanza. Para verla una y mil veces.

 

EL CIUDADANO KANE

Verla es una obligación no porque este catalogada como la mejor película de la historia o porque sirva para posar de cinéfilo sofisticado, sino porque es realmente magistral. Como lo dijera el gran Roger Ebert, no solo consolidó el lenguaje cinematográfico, sino que sirvió como pauta para entender aquello, hoy tan en boga, del cine de autor. Por siempre, memorable.

 

CUENTOS DE TOKYO

El arte sereno del maestro Ozu no es otro que el de saber mirar. En su obra maestra, Cuentos de Tokyo, todo invita a ese detenimiento que no es pausa, sino exacta fluidez. Cada cosa que se diga del cine de Ozu es inevitablemente imprecisa, limitada, incluso, vana. Verlo es como cruzar un puente y sorprenderse de que exista ese otro lado cuya existencia ni siquiera sospechábamos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.