Juventud
Humberto Santana7.5
LO MEJOR
  • Su música (nominada al Oscar)
  • Las actuaciones
  • El estilo característico de Sorrentino, elegante y particular
LO MALO
  • Algunas de las ideas que la película pretende transmitir carecen de cierta fuerza y contundencia
7.5Muy buena

juventud posterTÍTULO ORIGINAL: Youth

OTROS TÍTULOS: La giovinezza / La juventud

AÑO: 2015

DURACIÓN: 2h 04min

GÉNERO: Drama, Comedia

PAÍS: Italia

DIRECTOR:  Paolo Sorrentino

ESTRELLAS: Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda

 

El director italiano Paolo Sorrentino es uno de esos cineastas que tienen un sello particular. Es cierto que en muchos aspectos es un innovador y su creatividad es incuestionable, pero aún sin que sus películas necesariamente rompan todos los esquemas conocidos o hagan lo que nadie hizo nunca, su estilo es tan característico que hace que sus películas sean reconocibles.

Habiendo ya ganado el Oscar a mejor película extranjera en el 2014 con su película italiana La gran bellezaJuventud es su segunda película en habla inglesa, después de la interesantísima (y probablemente subvalorada) This must be the place, con Sean Penn. La historia gira en torno a Fred (el siempre elegante y maravilloso Michael Caine), un compositor retirado, y Mick (Harvey Keitel en una de sus mejores interpretaciones), un cineasta que quiere hacer su última película, ambos recluídos en un elegante spa alpino. En Juventud, Sorrentino adopta de nuevo la narrativa poco convencional que lo caracteriza. Si bien hay una línea de historia definida, se podría decir que termina siendo un pretexto para darle cohesión a una serie de segmentos cinematográficos que giran mayormente en torno al envejecer y a la memoria. Diálogos agudos, muchas veces con un humor también afilado, sumergen al espectador en la temática y hacen cuestionarse, reflexionar, o simplemente divertirse.

Sus ideas y divagaciones parecen no buscar sin embargo establecer verdades absolutas, en muchas de ellas pueden ser cuestionables su solidez o su credibilidad; parecen más bien querer provocar, generar algún debate, así sea interno y personal. En algún punto Fred cita a Stravinsky diciendo cierta vez que “los intelectuales carecen de gusto”… “por eso traté toda mi vida de no convertirme en uno de ellos”, cierra Fred. Aplica perfectamente a la intención de Sorrentino: escenas elegantes, una fotografía impecable, un manejo de la música que le asigna una relevancia predominante y muy emocional, diálogos provocativos que nunca pretenden pontificar. Todo soportado en las magníficas interpretaciones de personajes como los de Lena (Rachel Weisz) o Jimmy Tree (Paul Dano), en un balance que, sin opacar a los demás, brillan por encima de todo Michael Caine y Harvey Keitel.

Se dice que las películas de Sorrentino son una inmersión plena en los placeres sensoriales del cine, y es que su narrativa explota lo que solamente el cine puede contar de la manera que lo cuenta, relatando visual y auditivamente lo que, por ejemplo, la palabra escrita tendría que hacer de una forma completamente diferente. Esto por si solo justifica sumergirse en sus películas, pero en Juventud, Cane y Keitel hacen que a pesar de que el estilo de Sorrentino sea para un gusto cinematográfico particular, divertirse un poco esté siempre garantizado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre El Autor

Humberto Santana S.
Dirección Distinta Mirada

Dirección Distinta Mirada

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.