Guillaume y los chicos, ¡A la mesa!
Humberto Santana9
LO MEJOR
  • La sinceridad y el desparpajo de esta comedia, que no solo divierte muchísimo, sino que inteligentemente envía un mensaje significativo y propone una forma de ver la vida
LO MALO
  • (Nuevamente) la traducción del título, donde el cambio del orden de los factores si afecta el resultado. Cuando se les llamara a la mesa, Guillaume no solamente estaría diferenciado de sus hermanos, sino que estaría siempre de último
9Notable

guilliaume y los chicos posterOTROS TÍTULOS: Chicos y Guillermo ¡A comer! / Yo, mi mamá y yo / Me, Myself and Mum / Chicos y Guilliaume, ¡A la mesa!

TÍTULO ORIGINAL: Les Garçons et Guillaume, à table!

AÑO: 2013

DURACIÓN: 85 min

GÉNERO: Comedia, Drama

PAÍS: Francia

DIRECTOR: Guillaume Gallienne

ESTRELLAS: Guillaume Gallienne, Françoise Fabian, Yves Jacques, André Marcon, Diane Kruger, Nanou Garcia

 

El buen cine francés, como el de muchos otros países y regiones, tiene un “algo” que lo hace inconfundible, diferente, característico. Tiene un tono tan particular como el de los aromas y sabores de sus vinos. Pero más allá de pretender describir o clasificar este vasto y complejo capítulo del cine -que además se ha querido reinventar a si mismo varias veces-, mediante un conjunto de características que terminaría conformando un cliché, hay dos atributos que en la imagen que tengo del cine de esta parte del mundo, nunca van a faltar: La predominancia del contenido intelectual, y la honestidad, el desparpajo con que se aborda todo.

La comedia Guilliaume y los chicos, ¡A la mesa! no es la excepción, y es sin duda un gran acierto el haberla seleccionado como la película proyectada para el lanzamiento del 14 Festival de cine francés en Colombia. No solamente ejemplifica perfectamente la idea central de esta edición del festival, “Le voyage intérieur” (el viaje interior), sino que, si se quisiese por ejemplo apreciar la diferencia entre la comedia francesa y la hollywoodense, bastaría con verla y compararla con comedias de reconocida calidad como Some Like it Hot, Tootsie, Good Morning Vietnam, o las más recientes School of Rock o The Hangover, por mencionar algunas aleatoriamente.

La película ha sido recibida tibiamente fuera de Francia, donde por el contrario vio reflejado el reconocimiento del público en su gran taquilla, consiguiendo además dos premios Cannes (2014) y barriendo con los premios Cesar (2013). A simple vista, su sinopsis podría hacerla parecer lo suficientemente “densa” como para alejar parte del público: una película autobiográfica sobre la búsqueda de la identidad sexual de un adolescente, más bien afeminado, que tiene una relación fuerte y compleja con su madre, donde su protagonista, además de dirigir e interpretarse a si mismo, interpreta a su madre.

guilliaume y los chicos secundaria 1

Por el contrario, esta comedia inteligente, mordaz y en muchos tramos hilarante, sorprende por la liviandad -que no debe confundirse con superficialidad- que su protagonista logra imprimirle elegantemente a situaciones difíciles de su propia vida. Guillaume Gallienne se burla de todo y de todos, sin que se salven incluso algunos temas tabú, de los que pocos se atreverían a reírse. Pero cómo no habría de hacerlo si empieza por burlarse de sí mismo, de algo tan íntimo como la confusión de la identidad sexual durante su juventud temprana, y de las situaciones a las que se vio expuesto por cuenta de ello. Parecería ser este un ejercicio de auto-denigración, pero nada más alejado de esto. Por el contrario, independientemente de su orientación sexual, sale airoso y reivindicado por su coraje, haciendo por el camino un homenaje a su madre y en últimas a la mujer, como él mismo lo reconociera. Gallienne logra ensamblar una película que transmite emociones, y que en medio de la predominante burla, expone con carácter el drama de la historia y los momentos más emotivos, haciendo del lado dramático un contrapeso esencial en esta comedia.

Aunque desde el principio estuvo en la cabeza del protagonista hacer una película de todo esto, comenzó por montar una obra de teatro en la que él interpretaba todos los personajes, resultando ser todo un éxito. La película está estructurada sobre el monólogo teatral, representando las situaciones a manera de flashbacks. La actuación de Gallienne es sobresaliente, y aunque la sinceridad y la honestidad de la interpretación priman sobre todo, explota al máximo su propia caricaturización, junto con detalles tan sutiles como que la interpretación de su madre suele verse intencionalmente más masculina que la propia.

guilliaume y los chicos secundaria 2

Tiene también la película un excelente uso de la banda sonora, llena de vitalidad y que realza la intención de cada situación. Un par de ejemplos son la escena de instantes interminables en que se oye a Julio Iglesias cantando “Pobre diablo” (en francés!), o el remate final en una gran interpretación coral de We Are the Champions.

Aunque el desparpajo presente en muchas de las situaciones de la película requiere cierto grado de apertura mental y tolerancia, es innegable que esta comedia es un excelente exponente del cine francés. Gallienne logra además, desde su perspectiva burlona, hacer llegar un mensaje sobre la importancia de tener la capacidad de reírse hasta de las situaciones más complejas, y así asumir la vida de una forma diferente.

De la banda sonora…

Una versión deliberadamente diferente de “Pobre diablo” empleada en la película, (Pauvres Diables – Vous les femmes, de Arno)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.