Gente de Bien
Adrián López B8
8Muy buena
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

AÑO: 2015

DURACIÓN: 145 min

GÉNERO:  Drama

PAÍS: Colombia

DIRECTOR: Franco Lolli

ESTRELLAS: Brayan Santamarià, Carlos Fernando Perez, Alejandra Borrero, Santiago Martínez, Sofía Rivas

 

Un retrato fresco de las costumbres familiares en Colombia es el que se captura en esta historia de la Gente de Bien, una que dibuja las marcadas clases sociales que se ven en nuestro país, y que en este caso, están sentenciadas a convivir estrechamente para ver con qué situaciones, lamentablemente típicas, se van a encontrar.

afiche_GDB_WEBComo dos culturas bien lejanas, aparentemente con lenguajes diferentes y cosmovisiones opuestas, se nos muestran estos dos grupos sociales. Los de ‘la clase fifi’, ‘de dedo parado’ o como bien lo expresa el título de la película, ‘la gente de bien’; y la clase humilde, los ‘común y silvestre’. Y aun así, en vez de marcar distancia, tratarán de llegar a relaciones más profundas que las típicas –a no solo el saludo y las gracias–, sino que harán otro intento por romper esas fronteras imaginarias que dividen a la gente, y que a veces, se presentan tan sólidas.

En la historia del pequeño Eric (Brayan Santamaría), estos dos mundos tan distantes tratarán de permanecer juntos, al menos en las vísperas de navidad, no obstante, como es costumbre, chocan. Todo un abanico de situaciones, tan comunes en nuestra cultura, son puestas en escena; llevadas acabo con un orden lógico, que es recurrente en las relaciones de clase en Colombia.

Gabriel (Carlos Fernando Pérez) es un humilde carpintero, quien tiene la tarea de arreglar los muebles de la casa de María Isabel (Alejandra Borrero), mujer de clase alta y bien puesta. Es aquí donde estas dos familias se van a encontrar, y donde se hará este paralelo entre ‘los de bien’ y ‘los del común’. Y será la figura de María Isabel, la que hará de puente entre estos dos grupos sociales; ella, de manera obstinada tratará de mostrar que en realidad, no hay mucha diferencia entre unos y otros. De aquí en adelante, Eric, quien por supuesto acompaña a su padre al trabajo, va a tomar el papel principal, tratando de hacer ‘buenas migas’ con el hijo de María Isabel, e intentando encajar en este mundo que veremos, no le pertenece.

GENTE DE BIEN 23GENTE DE BIEN 2

El regalarle la ropa vieja, llevarlo al centro comercial, relacionarlo con los amigos con plata, y finalmente, llevarlo de paseo, son algunas de las situaciones que vive Eric, y que definitivamente responden a un estilo muy marcado en la manera de proceder de nuestra cultura. Pero queda la pregunta: ¿Es esto suficiente? En todo caso, es este el gran acierto de la película, pues no es más que un espejo de la sociedad colombiana, en donde se plasman todos sus clichés con naturalidad.

La realidad se acerca de tal manera a esta historia, que lo único que encuentro ficcional es que se nos muestre en una pantalla. Seguramente tocará la sensibilidad de muchos, pues recoge temas de familia bien cotidianos. Y así como yo me vi identificado en alguna medida, seguramente muchos de los que se acerquen a verla tendrán algo para decir, o sentir, o incluso reflexionar. Su director Franco Lolli, inspirado en algunas vivencias de niño, logra captar la esencia colombiana, para de esta manera hacer, como dije antes, un retrato bien compuesto de nuestras familias.

Un retrato que es necesario ver no solo por apoyar nuestro cine nacional, que no por nada está tomando una fuerza y calidad impresionantes, sino también por darnos el placer de vernos, quizás, a nosotros mismos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.