El hijo de Saúl
Adriana Bernal8.5
Humberto Santana9
LO MEJOR
  • Una propuesta diferente, que se atreve a explorar el sonido y la imagen de forma profunda para generar sensaciones fuertes en el público.
  • Una mirada intrigante de la historia y la realidad de los campos de concentración.
LO MALO
  • Por la apuesta cinematográfica puede generar incomodidad, pues nos podemos ver enfrentandos de una forma poco peculiar y perturbadora a la pantalla.
8.8NOTABLE

El Hijo de Saul afiche

 TÍTULO ORIGINAL: Saul fia

OTROS TÍTULOS: Son of Saul

AÑO: 2015

DURACIÓN: 107 min

GÉNERO: Drama. Holocausto. II Guerra Mundial 

PAÍS: Hungría

DIRECTOR: László Nemes

ESTRELLAS: Géza Röhrig, Levente Molnár, Urs Rechn, Sándor Zsótér

 

A vísperas de los premios Oscar, las apuestas empiezan a aumentar por las favoritas en cada una de las categorías y nosotros por supuesto por tener nuestra cuota colombiana en la sección de mejor película extranjera, miramos con ojos críticos y algunas veces comparativos a las producciones que compiten en esta categoría. Una de las más sonadas, que además ha logrado más de diez importantes premios y reconocimientos es El hijo de Saúl. Esta producción húngara ha dado mucho de qué hablar, pues es una apuesta muy audaz a un cine diferente, un cine que estremece desde el principio y que hace que la sensación de nosotros los espectadores frente a la pantalla sea un poco más realista que la que sentimos la mayoría de veces en las que hemos visto películas sobre los campos de concentración de Auschwitz.

Los ojos a través de los cuales percibimos la historia son los de un prisionero judío que hace parte de un grupo llamado los ‘Sonderkommando’, quienes tienen la misión de encender las cámaras de gas y luego limpiar los cuerpos resultantes de la masacre. Y aunque desde su propuesta inicial ya es impactante retratar esa parte de la realidad, hacerla viva desde los ojos de otra víctima distinta a la que ya antes hemos visto en estos relatos, hace atractivo e intrigante el desarrollo de la historia.  La tensión de la película crece cuando Saúl, su protagonista, se da cuenta de que entre los cuerpos hay un joven que está vivo. Y aunque sus intentos por salvarlo son inútiles, el impacto de haber presenciado la posibilidad de vida después de la tortura extrema, hace que Saúl se empeñe en recuperar el cuerpo del joven, a quien se toma como un hijo, para darle como sus creencias e ideologías lo dictan, y en medio de tanta tensión, una sepultura y un descanso digno.

La historia principal de la película se entremezcla con otra línea secundaria, en la que los ‘Sonderkommando’ están organizando un plan para volar con pólvora el lugar en el que se encuentran y así poder escapar del campo de concentración. De esta forma, la tensión entre las dos líneas es constante, al punto en que ambas se estremezclan para al final definir la historia del personaje principal.

El hijo de Saul imagen secundaria 1

El recurso que considero merece ser destacado y que muy pocas veces es comentado cuando se hace relación a una película es el diseño sonoro. La atmósfera terrorífica, caótica, angustiante, intensa y tensionante está perfectamente ambientada gracias a la apuesta de que el sonido directo sea el único que hay dentro de la película. La inexistencia de silencios prolongados hace perturbadora la imposibilidad de respirar entre las escenas y entre las situaciones, pero es claro que es esta justamente la intención de la película: hacer que el espectador se acerque de forma más cruda a una realidad.

Apoyando este recurso, la propuesta fotográfica, caracterizada por primeros planos, cámara en mano, fondos borrosos, colores oscuros y neutros y el encierro casi claustrofóbico en la cara de los personajes, hace aún más evidente el propósito del director de llevar más allá la experiencia del espectador con la pantalla y la película.  Bajo esta perspectiva es claro que esta es una producción que no pretende propiamente entretener, sino que lo que quiere es generar sensaciones mucho más viscerales, propias de una temática y un contexto como el que está tratando.

El hijo de Saul secundaria 2

En mi opinión, a pesar de ser una película que posiblemente no cumpla las expectativas de gran cantidad de espectadores por generar sensaciones fuertes e incómodas,  merece ser apreciada no sólo desde la perspectiva histórica, sino también desde su propuesta audiovisual propiamente. El director se lanza al vacío de las sensaciones, conjugando cuidadosamente desde todos los ángulos los detalles para que al salir de la sala quienes hayamos visto la película experimentemos sensaciones extrañas de inconformidad, molestia y aturdimiento. Un cine pensado para mover muchas fibras, porque a pesar de tocar un tema ya bastante trabajado por la industria, indiscutiblemente propone una perspectiva muy diferente, bajo la mirada angustiosa y fría de quienes se jugaban la vida al tener que ver a los suyos morir casi por sus propias manos.

El hijo de Saúl es una de las favoritas, ha ganado un lugar importante en el cine de hoy y por eso es una gran competencia para aquellas que conforman la selecta lista de películas extranjeras en los esperados premios Oscar.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.