El engaño del siglo
Adriana Bernal Mor7
LO MEJOR
  • Una mirada inquietante, interesante y objetiva de un hecho histórico que marcó al mundo del deporte para siempre.
LO MALO
  • Es un tema que ha estado bastante trabajado por lo medios. Sin embargo, me parece que esta es una buena producción, con un punto de vista diferente.
7BUENA

 

el engano del siglo afiche

TÍTULO ORIGINAL: The Program

OTROS TÍTULOS: El ídolo

AÑO: 2015

DURACIÓN: 103 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Reino Unido

DIRECTOR: Stephen Frears

ESTRELLAS: Ben Foster, Chris O’Dowd, Jesse Plemons, Guillaume Canet, Lee Pace, Dustin Hoffman, Denis Ménochet, Elaine Cassidy. 

Es inevitable no sentirse atraído por ver absolutamente todas las producciones audiovisuales que se crean alrededor de un tema tan polémico y controversial como el de Lance Armstrong. En este caso, El engaño del siglo hace parte de ese gran catálogo que día a día se llena gracias a la magnitud de una historia que impactó al mundo entero. De entrada ya genera curiosidad saber si esta película daría nuevos datos y profundizaría aún más sobre un hecho histórico que marcó al mundo del ciclismo, del deporte y en general a una esperanzada sociedad.

De esta manera, creo que es indiscutible el éxito de una producción como esta, que además desde mi perspectiva tiene muy a su favor el abordaje minucioso con el que se contextualiza desde todos los puntos de vista la situación en concreto. La combinación de material de archivo con la evolución de la propia película hacen muy creíble lo que se está viendo, logrando así un empate de todos los recursos con calidad, para crear al final una buena película de época.

el engano del siglo secundaria

Más que hablar del centro de la historia, pues ya se entiende que se trata de la vida y carrera del reconocido y recordado Lance Armstrong, enfatizando obviamente en cómo y por qué se llegó a configurar un equipo y una figura que hizo lo necesario para ganar el tour más importante del ciclismo mundial, me gustaría resaltar características de la película que la convierten en una buena opción de estrenos de esta semana.

Como dije con anterioridad, hay un buen trabajo de archivo e investigación, que hace que la película tome un tono entre documental y ficción muy interesante, y que a su vez enfatiza de manera justificada en puntos específicos de la biografía de Armstrong. Me gustó mucho que a pesar de que a lo largo de la historia se siente empatía y enganche con el protagonista y su situación, el trabajo de guión y estructuración tanto del personaje como de la historia hace posible que no se justifique desde el punto de vista del espectador las decisiones más negativas que tomó el Lance para lograr su objetivo. Digamos que la empatía con él se logra de forma rápida, pero se cuida con precisión que no todo en la historia tenga un tinte color rosa, sino que por el contrario se trate de mostrar la realidad lo más objetivo posible.

el engano del siglo secundaria 2

Por otro lado, la utilización de varios recursos narrativos para hacer más dinámica la historia y contextualizar al espectador me parecieron bastante acertadas. En particular me gusta encontrarme con producciones que integran en todo su concepto varios recursos, sobre todo en este tipo de películas en las que la importancia de unir lo que se ha vivido en realidad y el punto de vista tanto de guionistas como directores es tan importante. Considero sensato apreciar este tipo de propuestas, pues es justamente la manera de mostrar ante el público hechos que ya han estado bastante machacados y mediatizados, pero de una manera distinta. Además, el hecho de también haberle dado un protagonismo importante y en cierto sentido sentar el recorrido de la película desde la perspectiva del periodista que investigó hasta el final la rareza de las condiciones físicas y competitivas de Lance, es también un punto a favor que agrega un dato más al compilado de historias, justificaciones y situaciones que cobijaron la más decepcionante situación en el deporte.

En adición a todo lo anterior, y para terminar de configurarla como una buena película, cabe resaltar la actuación de Ben Foster y en general todo el equipo. Impecable, con los matices necesarios y la frialdad propia de una situación y de un personaje. Todo en su contexto general funcionó de tal forma que ningún personaje exagera situaciones sino que se mantienen en una línea que permite acercarse aún más a la centralidad de la historia y la imparcialidad de la misma. Esto además hace parte de ese proceso que implica recrear una película en una época específica de la humanidad, porque aunque no está muy lejana a la actual se cuidó muchísimo de mantener todo acorde con su tiempo, incluyendo por su puesto la transformación y caracterización de los personajes.

Sin embargo, aunque no me parece la producción más prometedora del año ni mucho menos la más emblemática relacionada con Armstrong, creo que es una buena apuesta, muy interesante, medida y objetiva de un hecho histórico que marco al deporte y a la sociedad mundial hace algunos años.

Sobre El Autor

Adriana Bernal Mor
Equipo Distinta mirada

Colaboradora

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.