El dador de recuerdos
Autor6
6Interesante
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

TÍTULO ORIGINAL: The giver

OTROS TÍTULOS: El dador

AÑO: 2014

DURACIÓN: 94 min.

GÉNERO:  Ciencia Ficción, Fantasía, Drama

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Phillip Noyce

ESTRELLAS: Meryl Streep, Jeff Bridges, Brenton Thwaites, Alexander Skarsgård, Katie Holmes

No deja de ser paradójico mirar con recelo y cierta desconfianza esos anuncios de películas en cuyos repartos figuran actores que consideramos sobresalientes o, incluso, brillantes. Paradójico porque esa presencia actoral debería ser más bien una prenda de calidad. Pero no, no siempre es así. El mercado voraz y las estrategias comerciales hacen que no pocas veces destacados actores vendan, a un altísimo precio, su renombre y su reconocida imagen y prestancia para que una historia, no siempre llamativa o meritoria, se valorice de una forma un tanto impostada y artificial. Algo o mucho de esto pasa con el Dador de recuerdos.

 

the giver aficheBasada en la novela de Lois Lowry, la última película de Philip Noyce es una versión retocada y glamorosa de ese futuro orwelliano en el que los sentimientos y las emociones – provocadores de lo mejor y lo peor que ha dado la humanidad – habrán de cederle su lugar a una hegemonía que privilegia, a costa de la libertad, la igualdad, la salud y el bienestar material. Son las rígidas estructuras burocráticas de ese mundo aséptico y desapasionado las que le confían al joven Jonas la delicada misión de ser el receptor de aquellos recuerdos que testimonian ese pasado caótico, creativo, maravilloso e inequitativo al que, según las reglas del nuevo Orden, el hombre jamás ha de volver. De la mano del gran dador de los recuerdos, un Jeff Bridges con un papel hecho a su medida, Jonas se dará cuenta que el dolor, la privación y la enfermedad también hacen parte de la anhelada y siempre inalcanzada felicidad humana. A la Streep, que a todo se amolda con una facilidad impresionante, le toca el rol antagónico de la defensora del régimen establecido. Lo que mantiene a flote la película es esta confrontación de líderes y no la aventurilla amorosa y presurosa de sus dos jóvenes protagonistas

Con un montaje más atractivo que atrayente, el Dador de recuerdos retoma la poderosa idea de un futuro de alienación y bienestar pero no logra inyectarle ni la emoción ni la trascendencia que laten en ella. Desaprovechándola y con la brillante excepción del contrapunteo argumental entre Bridges el detractor y Streep la defensora, la película amenaza permanentemente con reducirla a uno de esos entramados cuasi adolescentes que engrosan la lista, hoy tan de moda, de las zagas juveniles.

Es precisamente en ese escenario llamativo pero poco profundo donde encajan como infalibles ganchos de atracción, actores de la talla de Meryl Streep y Jeff Bridges. Lo que con su presencia y respetabilidad se pretende es ahondar en lo pando o, en términos de joyería, darle un baño de oro al simple estaño. El resultado final es una película llamativa y entretenida que no explota el enorme potencial temático que tenía y en la que la Streep y Bridges, maestros en lo suyo, impiden que la historia se hunda en sus enormes pozos de superficialidad.

Sobre El Autor

Andrés Quintero M.
Dirección Distinta Mirada

Dirección Distinta Mirada

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.