Spoiler: Esta es la escena final de la película

Siempre he pensado que una de las tareas más difíciles en una película es la selección de una canción en cierta escena, escoger los acordes más propios para que impulsen y acompañen la escena ideal requiere de un gran talento para hacer sentir al espectador lo que el director quiere trasmitir, sin interrupciones y obstáculos en esos pocos segundos.

En una idea preconcebida que tengo, las grandes escenas son acompañadas con el clímax de la canción, es decir, cuando comienza la escena, la música que la acompaña está en su mayor esplendor de sonidos, letras, acordes y demás elementos que hacen única esa unión.

Sin embargo, existen otras escenas donde es necesario un acorde musical lento, algo ligero como la escena final de Fight Club. Es una ironía incluir algo tan suave en un final, cuando cualquiera se imaginaría, con el nombre de la película, un explosivo material sonoro para enmarcar esta gran película de David Fincher en la cual, los puños, la sangre y los álter-egos cumplen papeles relevantes, pero no únicos. Algo de crítica al consumismo, vicios humanos y la rutina de un trabajo promedio también se encuentran en este gran film.

Él le dice que todo estará bien, que confié en él, y luego disfrutan de una gran explosión, la derrota del sector financiero, un plan diseñado por Tyler Durden… y de manera simultánea, suena algo  que dice “With your feet on the air and your head on the ground, try this trick and spin it, yeah”.

“Where is my mind” de Pixies, es la canción que acompaña esta escena, una canción que juega con los sentimientos del protagonista (dato curioso, jamás se menciona el nombre del protagonista que es el mismo narrador de la película) y Marla, un idilio que se contrae cada tanto en toda la película. Sin embargo, en dicha escena, más allá de un beso apasionado o una caricia improvisada, una simple cogida de mano, un plano centrado atrás de los personajes con el fondo azul, negro y gris con destellos de naranja, y un disparo en la cabeza, hacen que el derrumbe no sea sólo de edificaciones, también de sus mentes.

“Your head will collapse but there’s nothing in it”

Where is my Mind (Pixies)

Sobre El Autor

Diego Palacios S.
Equipo Distinta Mirada

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.