El abrazo de la serpiente
Adriana Bernal Mor8
LO MEJOR
  • La grandeza de los paisajes, las actuaciones y la posibilidad que da el director de deleitarse por un tiempo con la inigualable naturaleza del Amazonas.
LO MALO
  • Es una película con un ritmo lento, que da espacio a la contemplación y que por esto puede ser difícil conectarse en un principio con ella.
8MUY BUENA

el-abrazo-de-la-serpiente-afiche

OTROS TÍTULOS:  Embrace of the Serpent

AÑO: 2015

DURACIÓN: 125 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Colombia

DIRECTOR: Ciro Guerra

ESTRELLAS: Nilbio Torres, Antonio Bolívar, Jan Bijvoet, Brionne Davis, Yauenkü Migue, Luigi Sciamanna, Nicolás Cancino.

 

El abrazo de la serpiente generó en la historia del cine de nuestro país un quiebre importante, dado que logró ocupar un lugar emblemático, difícil, reconocido y bastante simbólico dentro de la exclusiva y gigante industria cinematográfica estadounidense. Lo más curioso, es que a pesar de ser la primera película colombiana nominada a unos Premios Oscar, su influencia en taquilla en primera instancia no fue la esperada, dado que la mayoría de las producciones nacionales tienen que luchar fuertemente con películas que indiscutiblemente se llevan la mayoría de los espectadores.

Pero más allá de este primer impacto, que parecía situar a esta producción en el mismo lugar de las anteriores de Ciro Guerra, la sorpresa llegó cuando los miembros de la academia decidieron ponerla en el selecto grupo de películas extranjeras que competirían por un único premio. Y a pesar de la gran competencia que tenía, El abrazo de la serpiente se posicionó con gran honor, representando no sólo a nuestro país sino también a la creciente industria de cine latinoamericana que lleva consigo el peso cultural e ideológico del sur del continente.

el-abrazo-de-la-serpiente-secundaria

Entrando en detalle, en mi opinión la fuerza y el encanto de El abrazo de la serpiente se dio gracias a la exploración que hubo del choque de dos mundos aparentemente opuestos. Sin duda en la historia de nuestra sociedad, estos mundos han establecido de una u otra manera la relación de las culturas que nos han definido como lo que somos hoy. Es muy interesante el juego que se establece entre el pasado y el presente, esa condición cíclica de la búsqueda del encanto y la exoticidad de la selva, la necesidad de entenderla y de apropiarse de conocimientos que a su vez distancian completamente la forma de pensar de un personaje y otro. Aparentemente, a pesar de que el tiempo ha pasado, el interés y la relación se ha mantenido casi intacta, llevando a entender que aún hoy puede sentirse esa necesidad de descubrir que entre la espesura del Amazonas hay conocimientos ancestrales que nos causan curiosidad, asombro, encanto y deseo.

Sin embargo, y a pesar de que existía una intención clara de explorar a profundidad lo que ha significado dentro de la historia de nuestra propia sociedad la interacción entre las culturas ancestrales y otras que han llegado a explotar, vulnerar y transgredir espacios e ideologías en nuestro territorio, se sintió en algún punto de la película que había muchos temas por abarcar y que el tiempo y la estructura narrativa no daban espacio para su desarrollo más profundo. Se quiso englobar mucho, se utilizó un dispositivo de impacto fuerte, que se centró específicamente en generar conmoción y choque sobre las atrocidades y excentricidades de las culturas aborígenes y la llegada del hombre blanco a las comunidades. Y aunque en muchos casos funcionaron, dejaron varias preguntas abiertas… preguntas que posiblemente podrían extenderse en largas y grandes discusiones y que aquí en tan poco tiempo resultaban imposibles de tratar.

elabrazodelaserpiente-secundaria

En cuanto a los aspectos relacionados con la propuesta audiovisual, personalmente siempre me ha gustado el trabajo de Ciro Guerra, porque ha estado enmarcado en el cuidado de detalles tanto actorales como cinematográficos, que develan muy bien su estilo y su propia búsqueda e identidad artística. No hubo temor en dejar respirar a la película, en dar los espacios adecuados para entender, observar y apreciar los paisajes y los personajes. Además, me parece muy sincero su trabajo con los protagonistas, porque es increíble lo que logra como director al involucrar actores naturales en una historia que exigía unos parámetros de actuación muy precisos y creíbles. Se siente desde esta perspectiva la diferenciación de las culturas, desde lo más profundo de quienes interpretan a los personajes, pues en medio de la ficción sale a relucir la esencia de lo que ellos llevan en su sangre, en sus raíces y eso hace que nos encantemos con las interpretaciones y con ese mundo escondido de la mitológica selva.

De manera concluyente, esta producción se convierte en un documento histórico que revela la mirada específica del director frente a un hecho que día a día genera más interpretaciones. Ciro Guerra logró al igual que con sus otras películas una compenetración con el interior de los personajes muy especial. La búsqueda de los propios intereses y de su posición frente a una realidad a veces incomprensible hizo que tomaran una fuerza sin igual, apropiándose completamente de la pantalla, de la atención de nuestros ojos y de nuestra curiosidad. Esta fue para mí una historia que cuestionó y se atrevió a mirar el pasado de manera prudente, pero atractiva; lo develó y lo llevó una vez más al entendimiento y la admiración del mundo entero.

 

Sobre El Autor

Adriana Bernal Mor
Equipo Distinta mirada

Colaboradora

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.