El coming of age es un género que ha ganado más fuerza en los últimos años. Su universo enmarca a adolescentes que están descifrando su camino mientras lidian con la llegada al mundo adulto. Algunas de las referencias más exitosas han sido Eight grade, Lady bird o The perks of being a wallflower, entre otras.

Paralelamente ha surgido otra dimensión de esta temática donde los personajes se embarcan en un proceso de maduración, independientemente de la edad que se tenga; tal es el caso de De nuevo otra vez de Romina Paula y Las buenas intenciones de Ana García Blaya, dos nuevas apuestas de cine argentino.

 

 

Sencillas, sensibles y además óperas primas, son algunas de las similitudes que comparten estas dos realizaciones. La naturalidad de sus historias, acompañada de un coctel de emociones puras, las convierten en dos obras imprescindibles del buen cine latinoamericano actual.

 

 

Utilizando elementos autobiográficos, las directoras logran plasmar un relato de ficción a través de sus historias personales. A través de recuerdos, fotos y videos, hacen catarsis de su vida, mientras fusionan el mundo de la fantasía con el de la realidad, dejando ver que la infancia, tal como lo afirma Tarkovsky, es una inspiración para el arte.

 

 

En el caso de Romina Paula, la realizadora utiliza a su madre e hijo para contar su película mientras juega con fotos de su pasado, explicando el bagaje de la familia. Mientras tanto, el montaje de la producción de Ana García Blaya, se centra en combinar grabaciones de su vida y de su padre, quien es la inspiración principal, intercalado con los personajes de su ficción.

 

 

Ambas películas hablan sobre la maternidad y la paternidad, la llegada a los 40, la responsabilidad de tener a alguien a su cargo y de cómo encontrar un equilibrio entre esa juventud eterna y el hecho de ser padres. Asimismo, plantean una nueva realidad con estas familias no tradicionales que terminan funcionando en los tiempos modernos.

Acompañadas de una fantástica banda sonora, estas películas se vuelven el reflejo de una generación que está en autodescubrimiento, a la vez que le permiten a los espectadores sentirse identificados puesto que todos, en algún momento de la vida, han pasado por crisis y búsqueda de la madurez.

Sobre El Autor

Silvana Stein A.

Colaboradora Distinta Mirada desde España

Una Respuesta

  1. Adriana

    Hola, me encantan las reseñas de Silvana, son frescas, te enmarcan en el trasfondo mas allá de la pelicula..brindas un contexto…gracias!! Buenas recomendaciones, que viva el cine latinoamericano!!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.