Ciudad de Dios
Autor9
A. Quintero (Dirección Distinta Mirada)9
H. Santana (Dirección Distinta Mirada)9
9Notable
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.5

TÍTULO ORIGINAL: Cidade de Deus

OTROS TÍTULOS: City of God

AÑO: 2002

DURACIÓN: 130 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Brasil

DIRECTOR: Fernando Meirelles, Kátia Lund

ESTRELLAS: Alexandre Rodrigues, Leandro Firmino, Phellipe Haagensen, Douglas Silva, Seu Jorge, Jonathan Haagensen, Matheus Nachtergaele

 

Los expertos dicen que esta película saca provecho de los mejores desarrollos del cine norteamericano de los setenta, y todos (expertos y no expertos) elogian su realismo. No es para menos: su director, Fernando Meirelles, debió pedir permiso a los jefes de bandas de la favela Ciudad de Dios (Río de Janeiro) para realizar la grabación, y lo consiguió a cambio de que la mayoría de los actores fueran habitantes de la misma. No extraña, por lo tanto, la dosis de realismo que aporta cada uno de estos actores naturales y que hace partícipe al espectador de una violencia que campea desde el inicio de la película hasta el final. A medida que los protagonistas van creciendo (la película   transcurre entre finales de los sesenta y comienzos de los ochenta),   la crueldad de las prácticas criminales se va incrementando y va quedando al descubierto la existencia de un sub-Estado dentro del Estado, donde las bandas constituyen el verdadero gobierno.

Ciudad_de_Dios aficheFue estrenada en el 2002 y está basada en la novela del mismo nombre, de Paulo Lins. En la película la historia es narrada por Buscapé, un joven de la favela que sueña con ser fotógrafo. El personaje central es Ze Pequeño, quien, siendo aún niño, participa en el robo a un motel y allí comete sus primeros asesinatos. Ya adolescente, Ze Pequeño se convierte en el líder de una banda que opta por el narcotráfico y va liquidando a sus adversarios hasta lograr el dominio de una parte de la zona. Ze Pequeño termina imponiendo su “ley”. Cuando en la zona aparece una banda de niños dedicados al robo (los Rateritos), Ze Pequeño reacciona persiguiéndolos e incluso asesinando a algunos de ellos, pues considera que esta clase de delincuencia puede atraer la presencia de la Policía.  Paradójicamente, serán los mismos Rateritos quienes al final de la película darán muerte a Ze Pequeño. El desenlace comienza con la venganza de un pacífico residente de la favela (Manhe Galhina), empleado de una empresa de transporte urbano, con quien Ze Pequeño se ha ensañado al extremo de violar a su novia y asesinarle a un hermano. Mane Galhina decide entonces unirse a la banda que controla otra parte de la zona y atacar a Ze Pequeño, lo que desata la guerra final que culmina con la muerte de éste a manos de los Rateritos. Las fotografías que Buscapé toma del momento en que los Rateritos matan a Ze Pequeño le permitirán lograr su sueño de convertirse en un reconocido fotógrafo profesional.

Título: Ciudad De Dios.

Pese a que se trata de varias historias entrelazadas -lo que podría hacer densa la narración-, el espectador no tiene oportunidad de distraerse. El ritmo y el foco logran mantenerse, y a la cámara (impecable, en general) le resulta muy bien el juego de interrumpir ocasionalmente escenas, dejando la pantalla momentáneamente en negro, como si se repente se apagara y segundos después volviera a encenderse. Curiosamente no fue premiada en los Oscar (aunque tuvo cuatro nominaciones), pero ha sido reconocida como la mejor película del siglo XXI según los usuarios de Filmnaffinity y como la #21 mejor de todos los tiempos, según las votaciones de IMDB. Al final, queda uno con la satisfacción de haber presenciado una película extraordinaria y con la sensación de que vale la pena repetirla (varias veces).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.