Cincuenta sombras de Grey
5Pasable
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

TÍTULO ORIGINAL: Fifty Shades of Grey

AÑO: 2015

DURACIÓN: 124 min

GÉNERO: Romance, Drama

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Sam Taylor-Johnson (AKA Sam Taylor Wood)

ESTRELLAS: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Max Martini, Eloise Mumford, Luke Grimes

Estaremos asistiendo a una nueva era “crepusculiana” del cine? Esa en la que un melodrama literario se convirtió en la única forma en la que los pubertos-adolescentes se decidieran a leer algo y más tarde los cines estallaran en publicidad y filas interminables para visionar su adaptación cinematográfica. Esperemos que no.

50 SOMBRAS AFICHEEs bien sabido que la prosa de la británica E.L James tiene pasajes que hacen quitar el hipo y causar una que otra calentura para salir a tomar aire, cosa que su versión fílmica termina consiguiendo a un nivel muy a lo Disney, y del porno de paga que varios querían disfrutar, únicamente hay una pequeña pincelada.

Así, “50 sombras de Grey” es poco más de lo ya visto, solo que en esta ocasión, la trama romántica no tiene como eje temático el vampirismo aquel de Stephenie Meyer sino el sadomasoquismo y una sustancial carga erótica como su principal método de enganche. De esta manera, el problema radica en que quizás un porcentaje considerable de la audiencia se ha decidido a hacer la fila incentivados exclusivamente por el morbo.

Dakota Johnson y Jamie Dorman son los responsables de elevar los bajos instintos de los espectadores a través del celuloide, conformando así una pareja de ensueño pero lo suficientemente lejos de la carga explosiva esperada, quizás por la circunstancia tan rosa en que quiere ser concebida la cinta. Tal parece que Sam Taylor Johnson ha decidido centrarse en las historias particulares de la pareja protagonista llevando el filme a un ritmo lento y soporífero que no es siquiera rescatado por las escasas y sugerentes secuencias eróticas.

Por otro lado, indudable es que el metraje cumple con una dirección estéticamente notable a través de una fotografía sublime y una potente banda sonora, acompañada además de una que otra escena que a varios harán suspirar y olvidar por contados momentos el tedio que llega a ocasionar.

La adaptación cinematográfica del best-seller seguramente reventará en la taquilla por aquellos fieles seguidores del ejemplar, además de los curiosillos de turno para ver qué pueden aprender a su término. Pero, en esencia, “50 sombras de Grey” no es más que la versión “sexual” del clásico cuento de hadas. Floja, lo suficientemente anunciada pero tan decepcionante que no pasará de una cinta completamente olvidable de fin de semana.

Sobre El Autor

David Romero Mouthon
Colaborador (Colombia)

Colaborador para Distinta Mirada desde Medellín, Colombia

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.