Carneros
Adriana Bernal Mor8.5
LO MEJOR
  • Una historia exquisita, que en su medida sorprende, entretiene e invita a pensar de manera profunda sobre la condición más simple del ser humano.
LO MALO
  • Aparentemente puede ser un tema que no genera atractivo, pero visto desde el detalle y la magnificencia de su propuesta se convierte en algo más que una historia de carneros.
8.5NOTABLE

Carneros afiche

 TÍTULO ORIGINAL: Hrútar

OTROS TÍTULOS: Carneros: La historia de dos hermanos y ocho ovejas / Rams / Rams – El valle de los carneros /

AÑO: 2015

DURACIÓN: 93 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Islandia

DIRECTOR: Grímur Hákonarson

ESTRELLAS: Sigurður Sigurjónsson, Theodór Júlíusson, Charlotte Bøving, Jon Benonysson, Gunnar Jónsson.

 

Es indiscutible que la categoría de mejor película de habla no inglesa en los premios Óscar está tomando poco a poco una fuerza decisiva, a tal punto que cuatro películas son pocas para merecer competir por la deseada estatuilla de los premios de la academia. Y aunque Carneros no fue seleccionada para competir en nombre de Islandia, ser la representante en la postulación de su país frente a las demás películas extranjeras le da la fuerza suficiente para catalogarla como una de las mejores producciones del año pasado.

Y es que esta maravillosa obra tiene la facultad de cautivar por la fortaleza de su historia, más que por la exposición y uso deslumbrante de la tecnología en la creación de la imagen. Con este punto no tengo la intención de demeritar el trabajo realizado en películas en las que el avance tecnológico es la clave del éxito, sino por el contrario siento un gusto inmenso al poder resaltar con satisfacción el trabajo realizado por Grímur Hákonarson. En esta película, el islandés explora de forma íntima y solitaria características y límites de la condición humana que hacen que las realidades y vivencias de las personas muten de manera significativa cuando el poder, la ambición y el deseo se interponen a los valores más naturales y casi primitivos del ser humano.

Carneros imagen secundaria

La historia comienza con una batalla silenciosa y bastante competitiva entre dos hermanos que por años no se han dirigido la palabra. A pesar de compartir un mismo territorio, la pequeña y delgada línea imaginaria que divide sus dos casas y sus animales es lo único que intentan mantener intacto. Sin embargo, una enfermedad ataca a los carneros, que son para las personas del pueblo y por ende para los protagonistas la única fuente de trabajo y de capital. Ante la situación, la decisión de toda la comunidad es exterminarlos por completo, pues al parecer no hay alguno que pueda salvarse de la nefasta enfermedad. Pero para los hermanos esta no es una decisión tan fácil, pues matar a todos sus animales significa también dar fin para siempre al legado de su familia. Frente a la encrucijada de quienes hacen el control de la plaga, los dos hermanos deciden unir sus fuerzas para salvar lo único de la familia que les queda, apostando hasta su propia vida por tratar de recuperar lo que su sangre une.

Carneros imagen secundaria 3

Como consecuencia de esta historia, resulta encantador sumergirse en el mundo sencillo, solitario y casi tedioso de los personajes principales, porque no hay otra posibilidad que obligarse como espectador a entender y sorprenderse a un ritmo lento y calmado de las maravillas y giros que trae la historia.  El director, también guionista de la película, logra recrear acertadamente todo el contexto que circunda a los protagonistas, dejando claro el trabajo riguroso que se realizó para cuidar hasta los detalles más simples e íntimos que dan fuerza, estructura y equilibrio al relato.

Y aunque el tema de los carneros podría resultar a simple vista indiferente y poco atractivo, en esta película toma tanto sentido y genera tal interés que cada una de las peculiaridades del mundo campesino del valle de Islandia se convierten en un punto interesantísimo de referencia dramática y de reflexión.

Carneros imagen secundaria 2

Por otro lado, vale la pena destacar otro detalle que engrandece la apuesta de la película, y es el respeto y la belleza con la que el director aborda los paisajes casi desolados en los que sucede toda la historia. Esa mezcla constante del concepto, la propuesta y el tratamiento de la imagen fortalecen por completo el mensaje artístico e intrínseco de la película, demostrando de manera clara que la sencillez puede ser la clave para la autenticidad y la grandeza de una obra cinematográfica.

No cabe duda que para mí, esta fue una de esas películas que me condujo constantemente a la reflexión de los detalles y que me permitió respirar y sorprenderme frente al desconcierto intencional de la trama y de los personajes principales. Me gusta ver cómo una propuesta sencilla se convierte en algo tan ambicioso, no por la cantidad de dinero invertido en la producción sino por la calidad de la idea y la virtud de saber contar magníficamente una historia sencilla, real, cotidiana y extraordinaria. Carneros es la apuesta clara a un cine que invita a pensar y a reflexionar no sólo sobre la imagen sino también sobre la condición misma del ser humano.

Sobre El Autor

Adriana Bernal Mor
Equipo Distinta mirada

Colaboradora

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.