Buscando a Dory
Humberto Santana6.5
LO MEJOR
  • Hank el pulpo, gran nuevo personaje
  • "Piper", el corto de Pixar que se presenta previamente a la película
LO MALO
  • Una apuesta simplista que no consigue llegar inteligentemente a grandes y chicos, contrario a las anteriores producciones de Pixar
6.5Interesante

015599_637g TÍTULO ORIGINAL: Finding Dory

AÑO: 2016

DURACIÓN: 1h 43min

GÉNERO: Animación, Comedia, Drama

PAÍS: Estados Unidos

DIRECTORES:  Andrew Stanton, Angus MacLane

ESTRELLAS: Ellen DeGeneres, Albert Brooks, Ed O’Neill, Diane Keaton

 

A primera vista parece algo injusto el que la única forma de que Buscando a Dory hubiese evitado verse opacada por la sombra de la maravillosa Buscando a Nemo, aún 13 años después, hubiese sido superando a su predecesora. O por lo menos manteniendo la calidad de la producción que en el 2003 consolidó a Pixar como líder de la animación computarizada. Pero cuando se piensa que no solamente se escogió a Dory para el papel protagónico, sino que se incluyeron -a sí sea vagamente- muchos de los personajes de Nemo, incluyendo al mismísimo Nemo junto con su padre, sumado por supuesto al sospechoso detalle de que el título solo cambia “Nemo” por “Dory” y mantiene el “Buscando a”,  se empieza a vislumbrar que los que la acusan de obedecer más los lineamientos comerciales que los creativos pueden tener algo de razón.

Pero independientemente de si esto es así o no, lo que si es un hecho es que Buscando a Dory es una apuesta más simplista y unidimensional. Como las demás producciones de Pixar, la trama está construida sobre un concepto moral adoctrinador, pero toma un camino diferente a UpInside OutRatatouilleWall-EMonsters Inc. y por supuesto Buscando a Nemo, para mencionar algunas. La historia es mucho más elemental, las soluciones a los retos que se plantean son evidentes e inmediatos, los diálogos son menos ingeniosos. Y esto por supuesto redunda inevitablemente en personajes menos complejos y menos interesantes… para los adultos. En defensa de Pixar, o al menos para dejar planteada una “duda razonable” en este juicio, al parecer se decidió hacer esta película orientada principalmente a los niños. Y los niños sin duda la van a disfrutar. Pero no deja de ser una lástima que no se haya arriesgado por esa magia especial que Pixar ha logrado imprimir a muchas de sus producciones anteriores y que logra llegar por igual a chicos y a grandes.

buscando a dory secundaria

La animación de la película es impecable. Es claro un estudio más detallado de los movimientos de cada personaje, de la forma como nada cada especie. Las innovaciones en los programas de computación tienen un impacto evidente en el rendering, en la iluminación, en los efectos de reflexión y refracción del agua, resaltando la esencia cibernética de Pixar y haciendo recordar cómo su verdadero surgimiento en 1986 fue producto de un Steve Jobs expulsado en ese momento de Apple. La estética de Buscando a Nemo se conserva, lo cual tiene el doble efecto de generar familiaridad con su predecesora, pero cortando un poco la impresión innovadora de la animación, que transcurre de todas maneras en el universo más limitado de los tanques artificiales del Instituto para la Vida Marina en California, alejada de los océanos que fueron escenario para las aventuras maravillosas de Marlin y Dory en el 2003.

La nota alta la pone el personaje nuevo de Hank, un pulpo ermitaño y amargado que vive en función de permanecer en cautiverio y evitar ser devuelto a la libertad del océano. Dory, a pesar de explotar casi exclusivamente y en forma repetitiva su falta de memoria de corto plazo como argumento para ser graciosa, genera una dinámica de contraste simpática con Hank, y termina encarnando con éxito el símbolo de que todos los seres somos valiosos y podemos ser felices consiguiendo lo que nos proponemos, cada cual a su manera y con las cualidades y defectos propios de la diversidad.

buscando a dory secundaria 2

Buscando a Dory es disfrutable, logra algunos instantes emotivos, es por momentos muy divertida y sin duda arrancará sonrisas en niños y adultos (mientras consigue una taquilla arrolladora), pero difícilmente dejará en el espectador las entrañables marcas de las grandes producciones de Pixar.

 

Nota sobre el corto, “Piper”

Simple, adorable e inteligente. Una linda historia acerca de la superación de los miedos. Parte de lo mejor de la experiencia de ir a ver Buscando a Dory.

piper buscando a dory

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.