Birdman
Autor7.5
H. Santana (Dirección Distinta Mirada)9
A. Quintero (Dirección Distinta Mirada)9
8.5Muy buena
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
7.5

TÍTULO ORIGINAL: Birdman

OTROS TÍTULOS: Birdman o La inesperada virtud de la ignorancia

AÑO: 2014

DURACIÓN: 118 min

GÉNERO:  Comedia, Drama

lanoAÍS: Estados Unidos

DIRECTOR: Alejandro González Iñárritu

ESTRELLAS: Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts

 

He aquí una película fresca y diferente, que no gustará a todo el mundo pero con la que, si has conocido o trabajado en el mundo del espectáculo, puedes identificarte rápidamente. Las manías de los actores, los problemas de producción, los caprichos de las actrices… son algo que están a la orden del día y aquí veremos una ácida crítica a ese mundo superficial que crea dioses con pies de barro.

BIRDMAN AFICHEAlejandro González-Iñárritu perdió muchos enteros en su cine cuando se divorció profesionalmente de Arriaga (su guionista de cabecera). Desde entonces sus películas siguen siendo excelentes en el apartado técnico, pero no conseguía darle el punto necesario a sus diálogos. Sus historias palidecían sin el texto de Arriaga, y quizás sea “Birdman”, el guión más logrado que ha escrito sin él hasta la fecha. No es perfecto ni redondo, pero tiene una primera parte de película que es, valga la redundancia, de película.

En esta historia se nos presenta a un actor en decadencia (excelente Michael Keaton) que hace años alcanzó la fama haciendo una serie de películas comerciales sobre un superhéroe alado (el Birdman que da nombre al título) pero que ahora vive sus horas más bajas. (No es casualidad la elección del actor, ya que en su día interpretó a Batman, por lo que el papel le va como anillo al dedo). Ahora, el personaje de Keaton desea reverdecer antiguos laureles y produce, dirige y protagoniza una obra de teatro que puede devolverle el éxito pasado o terminará de hacerle caer en el pozo del olvido. La historia nos cuenta en un falso plano-secuencia las vicisitudes de un hombre inestable emocionalmente que pone toda la carne en el asador para sacar adelante un proyecto en el que cree, cuando nadie más parece hacerlo. (He aquí otra posible metáfora sobre la situación actual de Inárritu). Por el camino se encontrará con todo tipo de inconvenientes mientras su alter ego Birdman intenta llevar las riendas de su vida para influenciarle en todas las decisiones.

Los primeros minutos de metraje son un alarde técnico memorable con todo tipo de trucos de cámara y FX. El problema es que ese efecto se va deshinchando poco a poco a medida que avanza la historia y ya solo nos queda disfrutar con las soberbias interpretaciones de Michael Keaton y de ese “robaescenas” que es Edward Norton.

Gracias a ellos y al resto de secundarios la película se mantiene a flote, pero está a punto de naufragar al final porque el director no parece tener claro a dónde quiere llevarnos en este viaje. Pero se agradece el esfuerzo y el intento por traernos una película diferente y que el tiempo pondrá en su sitio. Con los años puede que nadie se acuerde de ella o que se convierta en una obra de culto kitch. El jurado más imparcial del planeta es el tiempo, pero de momento yo le daría una oportunidad por la entrega de los actores y el riesgo que ha asumido el director.

LO MEJOR: Keaton y Norton. Norton y Keaton. El falso plano-secuencia y las virguerías técnicas de los primeros 50 minutos.

LO PEOR: Al final al director parece que la historia (y con ello la película) se le va de las manos. Parece como si no supiese cómo acabarla y da continuos giros que terminar por hacer tambalear una historia que podría haber sido magnífica rematando el final.

Ir a “Birdman: razones para no dejar de verla”

birdman razones principal

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.