Como lo advertía Roberto Galar días atrás en su reseña, Birdman no es para todos los gustos. Sin embargo es una de las producciones del año que más ha dado de qué hablar, y los motivos están más que justificados. Robándome una frase de alguien más en Distinta Mirada, quizás la razón radique en que “es tan desconcertante, como fascinante”. Estos son algunos de los motivos por los que uno no debería dejar de verla.

1. La estructura de la narrativa

Mucho se ha hablado del impactante plano-secuencia de esta película (o, para ser más preciso, falso plano-secuencia), esa aparente toma única que no descansa, pero más que ser un componente aislado, tiene un efecto absolutamente específico. La sensación durante la primera parte de la película, mientras se llega a alguna familiaridad, es la de estar presenciando una obra de teatro, acaso una más completa que la que Riggan (Michael Keaton) ensaya en el escenario. La cámara no se aparta de él, lo sigue por su oficina, navega los corredores del teatro, el escenario, las calles y bares aledaños. Hasta se diría que navega sus pensamientos. Soportada la trama en este artilugio técnico se nos muestra entonces al artista para el que la división entre obra y vida personal es borrosa o inexistente; la diferenciación entre realidad, y percepción de esa realidad, se hace confusa. La estructura de la narrativa y los elementos de los que se vale, la hacen sorprendente y original.

birdman razones 1

(Y ese jazz…)

2. El guión

Si al ver esta película se tiene la expectativa de ver que “pasen cosas” continuamente, preferiblemente atrapantes, como sucede ante películas de acción, épicas o de terror, muy probablemente se expone uno a un desaire. Pocas películas dejan el peso de la trama a la inmersión en la mente de sus protagonistas como lo hace Birdman. Por encima de los hechos mismos, relativamente mundanos, importa más lo que se piensa o lo que se siente ante esos hechos. El resultado son unos diálogos inteligentes, y un contenido complejo y profundo. En el caso de Birdman, el guión es sin duda la base para la construcción de unos personajes excelentemente logrados, y un fundamento para las grandes actuaciones. Su nominación al Oscar por mejor guión original es merecida, como lo son sus premios y nominaciones en categorías equivalentes en los BAFTA y los Globos de Oro, entre otros.

wk-bird1024

3. Las actuaciones

No es fácil encontrar en una película un balance tan equilibrado entre las diferentes actuaciones. Michael Keaton es soberbio en su personificación de Riggan, diría que logra el papel de su vida. Pero aún siendo este un punto muy alto, los personajes de Mike (Edward Norton) y Sam (Emma Stone) no se quedan atrás; no compiten ni riñen unos con otros; en cambio se complementan haciendo del todo mucho más que la simple suma individual. Cada uno de ellos contiene matices que dan interés a unos personajes de por sí complejos, como por ejemplo el motor que es en Riggan la búsqueda del reconocimiento como fin, probablemente por encima del logro artístico, o en Mike el ego que todo lo puede, excepto no condenarse a la soledad. De nuevo, merecidísimas sus nominaciones a los premios Oscar en actuaciones principal masculina y secundarias femenina y masculina.

birdman razones 3

4. La dirección

Alejando González Iñárritu es el director de la gran Amores perros, las reconocidas 21 Gramos y Babel, y de la increíblemente subvalorada Biutiful, entre otras, pero sin duda es en Birdman donde logra plasmar todo su genio.

birdman razones 4

5. Cuando el río suena…

Es cierto que los premios y las nominaciones no necesariamente hacen buena a una película, ni la ausencia de los mismos la hacen mala; los ejemplos son innumerables. Los premios y nominaciones serían más bien un indicador de la universalidad de la percepción de la calidad. Cuando una película tiene (a la fecha, y contando) nueve nominaciones a los Oscar, incluyendo los más importantes (mejor película, mejor dirección, mejores actuaciones, mejor guión), además de otros 159 premios y 157 nominaciones, ir a verla así sea por el simple ejercicio de tratar de identificar por qué tanto alboroto, no solo es justificable por sí solo, sino que abre la oportunidad a presenciar, tal vez, una gran película.

birdman razones 5

Ir a la reseña de Roberto Galar

tn_gnp_et_1025_film

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.