Una educación sentimental

Los colombianos de mi generación somos inevitablemente cineastas porque cuando éramos niños y jóvenes no había otra diversión igualmente estimulante. Cuando llegamos a la adolescencia coincidió la curiosidad y ...