3 corazones
Adrián López7
LO BUENO
  • Una bien lograda tensión en crecimiento dentro de la historia, que desemboca en un final inevitable
LO MALO
  • La caracterización de los personajes pudo haber sido más marcada, faltó fuerza en sus papeles
7Buena

3 corazones posterTÍTULO ORIGINAL: 3 coeurs

OTROS TÍTULOS: 3 hearts / Tres corazones

AÑO: 2014

DURACIÓN: 106 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Francia

DIRECTOR: Benoît Jacquot

ESTRELLAS: Benoît Poelvoorde, Charlotte Gainsbourg, Chiara Mastroianni

 

Imaginen a un hombre que ve una chica caminando por la calle, una total desconocida que por supuesto llama su atención. Él decide presentarse, como si esto fuera algo natural, le cuenta que perdió el tren a casa, y luego de esto, termina compartiendo más que una cordial charla con ella. Termina logrando un acercamiento profundo, algo fuerte que pareciera haber requerido mucho más tiempo en construirse, más que una sola noche. Estas dos personas que por primera vez se ven, parecen hechas la una para la otra, y deciden dejarlo todo por ese a quien recién descubrieron.

Resulta bastante llamativa esta manera en que los europeos suelen conocerse. Un ‘hola’ basta para hacer un nuevo amigo, y un ‘te invito a cenar’ para empezar una relación. Así inicia esta película francesa titulada ‘3 coeurs’, que sin mucho preámbulo, lanza al espectador a toparse con la historia de Sylvie (Charlotte Gainsbourg) y Marc (Benoít Poelvoorde), quizás de la misma manera en que los dos protagonistas se conocen, súbitamente.

Es este el tema principal de la película, ese amor que aparece insospechadamente, que se desarrolla de manera excitante, evadiendo todo prólogo largo y aburrido, para adentrarse en lo que es más intenso. En lo que, como suele suceder en las relaciones tradicionalmente, se sabía iba a pasar desde el día número uno, pero que por fidelidad a la costumbre, tomó días, incluso meses concretarse. No obstante, como se verá, todo amor trae sus consecuencias, y este en especial tan repentino, un costo bastante alto.

Con una actuación sobria, y sin una presencia realmente fuerte, como estamos acostumbrados a verla en otras películas, Charlotte Gainsbourg hace un papel quizás no tan destacable, pero encantador. Sola su presencia, acompañada de ese particular atractivo y sutilidad en su actuación, basta para engancharse con la historia, no importa que tan lenta o sencilla pueda ser. Sin embargo, en este caso, como no es presa de las delirantes historias de Von Trier, pareciese que le faltara energía, pereciese incluso que no fue tan exigente su trabajo de interpretación. Aunque puede ser más bien que su papel responde a una clásica historia francesa, en la que sus personajes son apacibles, enmarcados por la amable y soñadora energía de un pueblo cercano a París.

Pero claro está, que no por lo amable de la ciudad o lo tranquilo que puedan ser los pueblos de los alrededores, no sean posibles las historias dramáticas o tristes. De hecho, es recurrente ese sentimiento de nostalgia al final de las películas francesas, y esta definitivamente no se salva.

3 corazones secundaria

Hasta ahora, solo se han mencionado estos dos corazones, el de Marc, que es propenso a los ataques cardiacos y el de Sylvie, que trata de ser sincero y pasional. Pero falta uno, un tercero que termina de darle vida al título de la película, uno inseguro y melancólico. Es el corazón de Sophie (Chiara Mastroianni), la hermana de Sylvie, quien tiene un apego exagerado a su madre y a su hermana, y que sin darse cuenta, se descubrirá libre y plena al lado de Marc.

Un triángulo amoroso que ellos descubrirán solo hasta el final, se verá perfectamente trazado en esta película. Uno que se origina gracias a esas coincidencias que la vida misma es maestra en tejer, para hacerlo todo más complicado.

Dos de estos tres corazones serán desleales a ellos mismos al no reprimir todo lo que sienten. Dos corazones que tendrán la carga de asumir esas mencionadas consecuencias, por haberse dejado llevar por la rápida ilusión de amor, que en ocasiones lo que hace es traer la desdicha a nuestras vidas.

Sobre El Autor

Adrián López B.
Colaborador (Colombia)

Colaborador desde Bogotá, Colombia

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.