Después de un año de silencio y contemplación al séptimo arte, el Festival de Cine Francés llega renovado y dispuesto a mostrar todas sus sorpresas que año tras año, consiente a sus fieles seguidores y atrapa a otros cuantos con su encanto y romanticismo.  Un país que le da el toque mágico a cualquier cinta que provenga de sus tierras con el objetivo de resaltar que el mejor cine europeo, se encuentra allí y no en otro lugar; razón por la cual, y seguro de ello, recorre los continentes para enseñarnos la exquisitez de sus obras en cada imagen, dialogo y actuación. Con ustedes, la 17 edición del Festival de Cine Francés.

Del 19 de septiembre al 17 de octubre, este Festival es el capitán del barco cinematográfico, quien comandará y llevará a toda marcha su esplendor en más de sus 40 películas, entre largometrajes, cortometrajes, animación y realidad virtual. Una gran parte de ellas, por primera vez verán la luz en Colombia y recorrerán las salas de 17 ciudades del territorio nacional “Largometrajes inéditos”.

Otro de los ingredientes secretos de la edición décimo séptima será la animación y la realidad virtual, figuras que gracias a las nuevas tecnologías, llevan una magia inimaginable para pequeños y grandes. En esta ocasión, el público joven podrá disfrutar de tres grandes animaciones, “El malvado zorro feroz” (Le Grand Méchant Renard et autres contes, 2017) es una adaptación de la novela gráfica -con el mismo nombre- de Benjamin Renner, que co-dirige esta película junto a Patrick Imbert; “Kirikú y la hechicera” (Kirikou et la sorcière, 1998) que fue la cinta con la que Michel Ocelot debutó como director y que también cuenta con dos secuelas: una en 2005 y otra de 2012, y por último, Ernest y Célestine en invierno (Ernest et Célestine en hiver, 2017)que hace parte de una colección de episodios dirigida por Jean-Christophe Roger y Julien Chheng, ambos destacados animadores. El filme cuenta la historia del oso Ernest y la ratoncita Célestine. Ellos son mejores amigos y se preparan para el invierno, cocinan deliciosos alimentos para la hibernación de Ernest.

Por otra parte, HENRI-GEORGES CLOUZOT,director, guionista y productor, fue uno de los cineastas francés más aclaramos en su momento, ya que  se consagró como uno de los grandes exponentes del género del suspensoen su época,razón por la cual, el festival ha dedicado un espacio muy especial para este gran director, al cual se la hará honor con la proyección de: “El asesino vive en el 21” (L’assassin Habite Au 21, 1942,)“Las Diabólicas” (Les Diaboliques, 1955)  y “El Misterio de Picasso” (Le Mystère Picasso)

Otra de las secciones que merece ser expuesta es Mayo 68, época en la cual se desarrolló una de las mayores revoluciones en Francia, las cuales envolvieron a Paris en una serie de protestas de grupos estudiantiles de izquierda contrarios a la sociedad de consumo, a los que posteriormente se unieron grupos de obreros industriales, los sindicatos y el Partido Comunista Francés. Por estos acontecimientos, grandes directores tomaron como inspiración estos hechos, mostrando historias reales y ficticias, en torno a ese mayo oscuro y desordenado. Una pequeña muestra, son Morir a los 30 años (Mourir à Trente Ans, 1982), Milou en mayo (Milou en Mai, 1990) y el fondo del aire es rojo (Le Fond De L’air Est Rouge, 1998).

En nuestra segunda entrega de esta nota, recomendaremos las imperdibles del Festival de Cine Francés en su décimo séptima edición.

Sobre El Autor

Diego Palacios S.
Equipo Distinta Mirada

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.