13 minutos
Adriana Bernal Mor8.5
LO MEJOR
  • Es una película intrigante, que entretiene e impacta por su historia y por poderosas imágenes de la dictadura.
LO MALO
  • En algunos momentos la crudeza de algunas escenas puede generar incomodidad, pero se entiende que es parte de la intención del director, hacer que el espectador sienta real y profundamente.
8.5NOTABLE

13_minutos_1_grandeTÍTULO ORIGINAL: Elser

OTROS TÍTULOS: 13 Minutes / 13 minutos para matar a Hitler

AÑO: 2015

DURACIÓN: 110 min

GÉNERO: Drama

PAÍS: Alemania

DIRECTOR: Oliver Hirschbiegel

ESTRELLAS: Christian Friedel, Katharina Schüttler, Burghart Klaußner, Johann von Bülow, Felix Eitner.

 

Desde que vi el primer filme de Oliver Hirschbiegel, El Experimento, quedé absolutamente cautivada por su forma de narrar y estructurar las historias. Un director que combina perfectamente las sensaciones y los sentimientos, para dejar con sus películas mensajes reflexivos sobre realidades humanas sorprendentes.

Siguiendo su línea característica y peculiar de hacer cine, 13 minutos llega a las pantallas para presentarse como su nueva propuesta  audiovisual. Una película que desde el primer instante captura y seduce por completo la atención de los espectadores, pues desde su planteamiento más básico, saber que existió alguien que por pocos minutos pudo haber cambiado el rumbo y la realidad no solo de Hitler sino de la historia de la humanidad, genera de entrada una expectativa que hace imposible no querer seguir más a fondo la evolución y el desarrollo del relato.

Acertadamente y con el fin de generar una tensión constante e intrigante, la película comienza con el evento que pudo haber transformado la historia mundial. Sin conocer de entrada lo que está pasando, poco a poco datos minúsculos van revelando el gran plan del protagonista: matar sin compasión ni temor alguno a Hitler.  Pero la frustración del protagonista y el cambio accidentado de su rumbo, nos lleva a rastrear paso por paso lo que sucede cuando es descubierto por la organización política más poderosa de ese momento.

13 minutos secundaria 3

Es muy interesante la estructura que se utiliza para contar la historia. Una mezcla entre el presente y el pasado de la vida del personaje principal se combinan muy bien para armar las maquinarias que mueven y enriquecen el relato. Pequeños detalles del presente son el detonante que lleva a descubrir el por qué y el de dónde viene su lucha y su naturaleza rebelde.

Otro de los puntos que me gustaría destacar y que también han caracterizado en su estilo al director es la fotografía. Es una película digna de ver y apreciar en la sala de cine, pues sólo allí se puede captar la intención de demostrar la grandeza y el poderío del dictador a través de planos que, al igual que en el cine del régimen de la época, pretenden y pretendían enaltecer y dar más fuerza y poder a su representante.  Escenas cautivantes, que impactan directamente al espectador y que sientan definitivamente un punto de vista claro sobre la lucha que existe entre el poder imperante y el revolucionario que lo intentó todo por cambiar la historia.

13 minutos secundaria 4

Ahora bien, un elemento más a favor es que esta es una película que se adentra en un hecho histórico, pero desde un punto de vista  muy poco explorado. Una realidad de aquellos que no por creencias religiosas sino por convicción ideológica y de pensamiento se convirtieron en blanco de las miradas de la dictadura.  Un genio que iba en contra del sistema era sin duda un peligro inminente para el poder, más aún cuando demuestra que sus ideales lograron ser mucho más fuertes que la presión y la tortura del régimen. Conforme avanza la historia del personaje principal, avanza también el hecho histórico real del progreso y crecimiento del poder de la dictadura en el territorio alemán.

13 Minutos es para mí una de esas películas que ocupa considerablemente un espacio en el cajón de las imperdibles, porque considero que es un producto audiovisual que aunque mantiene su línea más comercial deja impreso en la pantalla una narrativa diferente, que impresiona, que cautiva, que exige atención y genera mucha expectativa.  No es un filme que pueda asentarse como uno de los mejores del momento, pero sí vale la pena darse la oportunidad de sumergirse en una historia cautivamente, que sin lugar a dudas lo mantendrá preguntándose constantemente ¿Qué habría pasado si por  tan solo 13 minutos un carpintero de la resistencia hubiera logrado matar al Führer?

Sobre El Autor

Adriana Bernal Mor
Equipo Distinta mirada

Colaboradora

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.